El Congreso salvadoreño declara el 16 de enero como día de víctimas de la guerra

0
7
793085

EL SALVADOR PAZ

San Salvador, 11 ene (EFE).- La Asamblea Legislativa de El Salvador, de amplia mayoría oficialista, aprobó este martes un decreto para declarar el 16 de enero -día en que se conmemora la firma de los Acuerdos de Paz (1992)- como el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado, que duró 12 años y que dejó unas 75.000 personas muertas y más de 8.000 desaparecidos.

El decreto, propuesto por el presidente del Congreso, Ernesto Castro, fue aprobado con dispensa de trámite -sin mayor discusión ni estudio- con los votos de 62 parlamentarios de 84 en el órgano Legislativo.

El documento, leído en el pleno por la diputada Suecy Calleja, del oficialista Nuevas Ideas (NI), señala que se declara el 16 de enero de cada año como el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado como “justo reconocimiento a todas las personas que ofrendaron sus vidas durante el mismo, así como a todas las personas que sufrieron la pérdida de sus familiares con la falsa idea de una sociedad más justa que nunca llegó”.

Además, en el decreto se contempla la derogación de un decreto legislativo del 1 de diciembre de 1993 y sus correspondientes reformas por medio del cual se declaró el 16 de enero de cada año como Día Nacional de la Paz.

“Los referidos Acuerdos lejos de representar un beneficio para la población salvadoreña se constituyeron como el inicio de una era de corrupción dejando en el olvido por décadas los derechos y las necesidades más básicas de la población, como es la salud, educación, vivienda y la justicia social”, señala el dictamen.

El decreto entrará en vigencia ocho días después de su publicación en el Diario Oficial.

El presidente del Congreso y diputado de NI dijo este martes en una entrevista televisiva que la “Asamblea va a conmemorar a las víctimas, no a los firmantes” de los Acuerdos de Paz.

“No vamos a conmemorar a quienes firmaron los Acuerdos de Paz, porque ellos establecieron un pacto de amnistía. Se perdonaron sus pecados y lo que establecieron no llevó la paz a las comunidades”, expresó.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo en diciembre de 2020 que los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a 12 años de guerra civil (1980-1992) son una “farsa” al igual que el conflicto armado interno.

“La guerra fue una farsa (…) mataron a 75.000 personas entre los dos bandos (la guerrilla y el Ejército), incluyendo los 1.000 de (la masacre de) El Mozote, y fue una farsa como lo son los Acuerdos de Paz”, señaló Bukele durante un acto en el Complejo Educativo Caserío El Mozote, lugar donde el Ejército asesinó a unas 1.000 personas.

“Fueron una farsa (los Acuerdos de Paz). Una farsa, una negociación entre dos cúpulas, pero ¿qué beneficio le trajo los Acuerdo de Paz al pueblo salvadoreño?, fueron firmados el 16 de enero de 1992 y ¿qué ganaron?, ¿qué ganó el pueblo salvadoreño?”, apuntó.

Bukele también ordenó, mediante un decreto Ejecutivo publicado en su Twitter en enero de 2021, que el 16 de enero se convirtiera en el Día de las Víctimas del Conflicto Armado.

“De ahora en adelante, por decreto presidencial, el 16 de enero será el “Día de las Víctimas del Conflicto Armado (…) dejaremos de conmemorar a los que ordenaron sus muertes y empezaremos a conmemorar a quienes sí deben ser conmemorados”, escribió en su momento el mandatario.

El Salvador conmemorará el domingo 30 años de la firma de los Acuerdos de Paz. Se prevé una marcha masiva de salvadoreños y hasta el momento se desconoce si el Gobierno realizará algún acto oficial en honor a las víctimas de la guerra.