El Congreso de Brasil da el primer paso para revocar una ley de la dictadura

0
6
510551

BRASIL DICTADURA

Brasilia, 4 may (EFE).- La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este martes un proyecto para revocar una ley de seguridad vigente desde los tiempos de la dictadura militar (1964-1985) y usada por el Gobierno de Jair Bolsonaro para investigar a críticos y opositores.

La propuesta, que ahora deberá ser analizada por el Senado, busca enterrar la llamada Ley de Seguridad Nacional, sancionada en 1983 y que definió una serie de delitos contra “el orden político y social”, incluidos aquellos cometidos contra la figura del jefe de Estado.

“Los diputados han hecho algo histórico al cambiar un concepto antiguo que necesitaba ser revisado”, celebró el presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira.

El texto aprobado también pretende tipificar en el Código Penal diez delitos contra el Estado Democrático de derecho, entre ellos la diseminación en masa de noticias falsas (‘fake news’) en los comicios y el atentado al derecho de manifestación.

El debate en torno a la polémica Ley de Seguridad Nacional ha crecido durante el mandato de Bolsonaro y especialmente desde la detención, el pasado 16 de febrero, del diputado bolsonarista Daniel Silveira por graves amenazas e insultos a jueces de la Corte Suprema.

Bajo su mandato, el Ministerio de Justicia se basó en esa norma para investigar a críticos del presidente brasileño, entre ellos al youtuber Felipe Neto, al periodista Ricardo Noblat, al caricaturista Renato Aroreira, al abogado Marcelo Feller y más recientemente a los líderes indígenas Almir Suruí y Sonia Guajajara.

En el caso de Neto, la Policía brasileña le citó a declarar por llamar a Bolsonaro “genocida”.

En marzo, el diario ‘Estadao’ mostró en un reportaje que el número de procedimientos abiertos para investigar posibles delitos contra “la seguridad nacional” aumentó un 285 % en los dos primeros años del Gobierno de Bolsonaro, frente al mismo periodo de las administraciones de Dilma Rousseff y Michel Temer.

Según el rotativo, hubo 20 investigaciones con base en esa ley entre 2015 y 2016 y un total de 77 entre 2019 y 2020, ya con Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña y un nostálgico del periodo dictatorial, en el poder.