El conflicto cocalero en Bolivia deja destrozos en una unidad policial

0
9
675653

BOLIVIA COCA

La Paz, 24 sep (EFE).- Una nueva jornada de enfrentamientos entre agentes y productores de hojas de coca que intentan retomar su sede en La Paz se saldó este viernes con nuevas detenciones y destrozos en una unidad policial, incluida la quema de cinco vehículos.

Decenas de cocaleros marcharon nuevamente en los barrios de Villa El Carmen y Villa Fátima con la intención de llegar hasta la sede de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), donde también funciona uno de los dos mercados legales autorizados para la venta de coca en el país.

La Policía, que está desplegada en los alrededores del mercado desde que comenzó el conflicto, volvió a frenar el avance de los movilizados con cargas de gases lacrimógenos, ante lo cual los manifestantes respondían lanzando piedras y detonando petardos.

En un momento se generó un incendio en una unidad policial en el lugar conocido como Puente Minasa que alcanzó a cinco vehículos patrulleros y luego fue sofocado por los bomberos.

“La información preliminar es que no hay ninguna persona herida, solo son daños materiales cuantiosos al interior de este módulo policial”, dijo a Efe el director departamental de Bomberos La Paz, coronel Marco Navia.

A causa del conflicto, la Alcaldía de La Paz dispuso el cierre temporal de la terminal de autobuses de Minasa y evacuó a su personal y los vehículos que se encontraban en el lugar, cercano a la unidad policial dañada.

También se difundieron videos con denuncias de los vecinos que viven en los barrios afectados por el conflicto sobre la supuesta presencia de civiles que han lanzado cargas de dinamita contra viviendas y comercios particulares en medio del conflicto en presencia de la Policía sin ser detenidos.

LOS ANTECEDENTES

El problema se originó en una disputa entre dos sectores de cocaleros identificados como afines al gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) y un tercero del dirigente crítico al Gobierno Armin Lluta por la presidencia de Adepcoca.

El lunes, el dirigente Arnold Alanes se proclamó como principal dirigente de Adepcoca, pese al rechazo de las facciones lideradas por Lluta y Fernando Calle.

Alanes tomó control de la sede y el mercado el martes en la madrugada con apoyo de la Policía que cargó con gases lacrimógenos contra cocaleros del grupo de Lluta que se encontraba en vigilia desde hace meses en el lugar.

La presidencia de Alanes ha sido avalada por el Gobierno de Luis Arce, lo que generó el rechazo de los sectores cocaleros que critican al dirigente y que aseguran que el Ejecutivo debería mantenerse al margen de un asunto de una institución que no es estatal.

En esta jornada surgió una cuarta facción cocalera denominada “Comité de Autodefensa” que exige la renuncia de los tres dirigentes, la elección legítima de un nuevo líder para Adepcoca y que se les permita ingresar al mercado para vender su producción, algo que hasta ahora no han podido hacer.

En la víspera el enfrentamiento entre policías y cocaleros dejó 33 personas arrestadas, de las cuales 27 fueron puestas en libertad este viernes.

El oficialismo y los partidos de oposición se culpan mutuamente por el conflicto, mientras que el vicepresidente del país, David Choquehuanca, convocó a dialogar a todas las facciones de cocaleros este sábado, por ahora sin hora definida para el encuentro.

675653675653