Las exportaciones sostienen al comercio exterior de China en septiembre

0
7
694788

CHINA COMERCIO

Shanghái (China), 13 oct (EFE).- El comercio internacional de China creció un 15,4 % interanual en septiembre pese a las “inestabilidades e incertidumbres”, aupado principalmente por la fortaleza de las exportaciones.

Según los datos oficiales publicados hoy por la Administración General de Aduanas, en el noveno mes de 2021 los intercambios de China con el resto del mundo se situaron en 3,53 billones de yuanes (547.954 millones de dólares, 474.400 millones de euros).

Las exportaciones del gigante asiático denominadas en yuanes aumentaron un 19,9 % en comparación con el dato de septiembre de 2020 hasta los 1,98 billones de yuanes (307.652 millones de dólares, 266.308 millones de euros).

Por su parte, las importaciones hicieron lo propio en un 10,1 %, alcanzando un valor de 1,55 billones de yuanes (240.446 millones de dólares, 208.133 millones de euros).

Así pues, en septiembre el superávit comercial del gigante asiático se situó en 433.190 millones de yuanes (67.206 millones de dólares, 58.175 millones de euros), lo que supone un aumento del 68,1 % con respecto al dato del mismo mes del año anterior.

EL COMERCIO CON EE.UU., AL ALZA

El portavoz de Aduanas, Li Kuiwen, aseguró hoy que “el comercio de China todavía se enfrenta a muchas inestabilidades e incertidumbres”, aunque apuntó que la “continua recuperación” de la economía nacional tras la pandemia representa “unos cimientos sólidos” para que los intercambios con el resto del mundo sigan creciendo.

Aduanas también publicó hoy los datos acumulados desde el inicio del año, que arrojan un crecimiento de los intercambios comerciales con el resto del mundo de un 22,7 % hasta los 28,33 billones de yuanes (4,39 billones de dólares, 3,8 billones de euros).

En el desglose geográfico, Estados Unidos, país con el que China mantiene una guerra comercial desde marzo de 2018, continuó en el tercer puesto de la lista de socios comerciales del país asiático por detrás de dos bloques supranacionales: la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y la Unión Europea (UE).

Hasta septiembre, los intercambios entre ambas potencias alcanzaron los 3,52 billones de yuanes (545.636 millones de dólares, 472.357 millones de euros), cifra un 24,9 % superior a la del mismo período del año anterior.

Pese a que EE. UU. sigue en el tercer puesto, sus intercambios con China avanzaron más en estos nueve meses que los de los países de la Asean (+21,1 %) y los Veintisiete (+21,8 %).

FORTALEZA EXPORTADORA PESE A LA CRISIS ENERGÉTICA

La autoridad aduanera divulgó también los datos del comercio denominado en dólares, de referencia para mercados y analistas internacionales y que siempre presentan cierta variación con respecto a las cifras en yuanes debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio.

En la divisa estadounidense, el comercio entre China y el resto del mundo creció un 23,3 %, especialmente debido a que las exportaciones avanzaron un 28,1 %, mucho más de lo esperado por los analistas, que esperaban en torno a un 21 %.

Eso sí, las importaciones en dólares quedaron por debajo de lo esperado: un 17,6 % frente al 20 % pronosticado.

Según Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora británica Capital Economics, los datos demuestran que los episodios de racionamiento de electricidad vividos en algunas de las principales provincias industriales a partir de mediados de septiembre debido a los problemas de suministro de carbón “se limitaron a algunas industrias de alto consumo de energía y no restringieron la actividad manufacturera, tal y como muchos temían”.

En lo respectivo a las importaciones, el analista destaca la caída del volumen de compras de semiconductores -debido a la persistencia de la escasez de suministro- o de metales industriales, lo cual apuntaría a una menor actividad de las industrias pesadas por las restricciones ambientales y el enfriamiento del sector de la construcción.

De cara al futuro, Capital Economics sigue pronosticando que la demanda exterior de productos chinos se moderará en los próximos trimestres debido a la relajación de los estímulos que la han sostenido y a la recuperación paulatina de los patrones de consumo previos a la pandemia.