El colectivo LGTBIQ nipón reclama más avances a tenor del espíritu olímpico

0
6
552816

OLIMPISMO TOKIO 2020 LGTBIQ

Tokio, 9 jun (EFE).- Representantes de los derechos LGTBIQ en Japón lamentaron hoy la falta de compromiso político y el ambiente de discriminación que vive este colectivo en el deporte nipón, a pesar de la inminente celebración de los JJOO de Tokio 2020.

Figuras de la lucha por los derechos del colectivo LGTBIQ en el archipiélago denunciaron hoy en una rueda de prensa la falta de avances tras el rechazo parlamentario, recientemente, de una ley contra la discriminación y mayor protección hacia estas personas.

El activista transgénero y exesgrimista japonés Fumino Sugiyama, copresidente de Tokyo Rainbow Pride, relató su experiencia de hace más de una década, cuando representó al equipo femenino nipón y recibió comentarios como que “no conocía lo que era un hombre” por parte de un entrenador.

“De los 10 a los 25 años crecí en un ambiente donde era imposible confesar la identidad sexual”, afirmó el exdeportista, que en otoño de 2020 envió una carta al presidente del COI, Thomas Bach, alertando de la necesidad de eliminar el ambiente opresivo que todavía existe en el mundo del deporte nipón.

“Es una realidad, no se puede alzar la voz por presiones familiares, sociales y miedo”, afirmó el exdeportista, que subrayó el poco entendimiento y la ansiedad que sufren los atletas a perder sus posiciones en el equipo si confiesan su identidad sexual.

“Durante los Juegos de Río, 60 atletas declararon su homosexualidad pero ninguno era japonés”, insistió, y remarcó la importancia de dejar un legado a las nuevas generaciones: “Los Juegos Olímpicos también son sueños y valores y tenemos una responsabilidad hacia los niños y jóvenes”.

“Japón está muy retrasado”, dijo sobre la importancia de una ley contra la discriminación que garantice las derechos en Japón y en consonancia con el carácter igualitario de los Juegos Olímpicos.

Por su parte, Yuri Igarashi, directora de J-ALL, una ONG paraguas que agrupa a 84 grupos LGTBIQ de todo el archipiélago, explicó el esfuerzo realizado durante años para llevar al parlamento nipón un proyecto de ley contra la discriminación hacia el colectivo y que fue rechazado a principios de junio.

“Los comentarios discriminatorios en el parlamento son graves”, afirmó en relación a las palabras de un miembro del parlamento japonés que dijo que la comunidad LGTBIQ “va en contra de la especie”, e instó al Gobierno a trabajar en la máxima brevedad.

Finalmente, Gon Matsunaka, fundador y presidente de Pride House Tokyo, un espacio para promover los derechos del colectivo durante los Juegos Olímpicos, reconoció contar con el apoyo del COI y de Seiko Hashimoto, presidenta del comité organizador de los JJ.OO, aunque criticó el rechazo al proyecto de ley.

“Sentimos que estamos en una situación difícil y se ha convertido en un problema internacional”, afirmó sobre el espíritu igualitario de la competición y las trabas en los avances por los derechos del colectivo en el país anfitrión.

Japón se sitúa a la cola en derechos LGTBIQ entre 40 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y es el único miembro del G7 que no ha reconocido el matrimonio homosexual, a pesar de que 102 municipios han permitido el registro civil de estas uniones.