El Cervantes de Praga cumple 15 años con el reto de “reconstruir” puentes tras la COVID

0
29
267146

INSTITUTO CERVANTES

Praga, 10 sep (EFE).- El Instituto Cervantes de Praga, inaugurado hace quince años por los entonces príncipes de Asturias don Felipe de Borbón y doña Letizia, celebra su aniversario en medio del parón impuesto por el coronavirus, que ahora plantea el reto de “volver a reconstruir” puentes.

Tras la interrupción de la movilidad como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, “hay que volver a reconstruir esos puentes” entre la institución y sus interlocutores, destacó Raquel Caleya, directora cultural del centro praguense, en una entrevista a Efe este jueves en la capital checa.

RECONQUISTAR LA PRESENCIA

“Lo que queremos es reconquistar la presencia, volver a abrir nuestras puertas, salas de exposición, biblioteca y aulas, para que sigan llenas, y aportar a la reconstrucción del tejido cultural y académico del país”, añadió la zaragozana.

Hasta el momento, el centro ha sobrellevado bien la situación creada por la pandemia, incluido el confinamiento inicial, gracias a la oferta de “clases no presenciales, que funcionan muy bien”, y que “será una línea más que se va a quedar”.

En la sala de exposiciones del instituto, la directora inauguró hoy una muestra itinerante de estampas de grabado titulada “Goya fisonomista. El rostro en la obra gráfica de Goya”, que ya estuvo en los centros de Burdeaux y Argel.

RÁPIDO CRECIMIENTO

Caleya subrayó que el Cervantes de Praga “ya no es nuevo, sino muy consolidado” y que ha experimentado un “rápido crecimiento”.

En el curso académico 2019-20 hubo 1.960 matrículas en los cursos, un 9 por ciento más que en el período anterior, crecimiento que se sumó al 13 por ciento del ejercicio anterior (2018-19).

La directora cultural resaltó sobre todo el fuerte aumento en el número de niños de entre 2 y 11 años en el ultimo curso, cuando totalizaron 200 matriculaciones, un 25 por ciento más que en el año académico 2018/2019.

Por otro lado, la directora del instituto, Luisa Fernanda Garrido, sí admitió que el confinamiento tuvo también impactos negativos, como el marcado descenso, a menos de la mitad, del número de candidatos que respondieron a las convocatorias de exámenes del Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE).

“En la última convocatoria de julio de exámenes DELE hubo 200 candidatos”, precisó Garrido. En los dos años anteriores la cifra rondó el medio millar. Con todo, la cifra es la segunda mejor, después de la de Atenas, entre los Cervantes en el extranjero, destacó.

FORMACIÓN DE PROFESORES

Entre los planes del futuro cercano, Caleya mencionó el de “continuar y consolidar” la formación de profesores de español, tanto para actualizar prácticas docentes como para la preparación de examinadores de prepararse de DELE o para iniciarse en la enseñanza del idioma.

En el curso 2019-20 fueron 200 los pedagogos formados en las aulas del Cervantes en la capital centroeuropea, un 33 por ciento más que el año anterior.

CONVENIOS

Hay actualmente convenios de colaboración del Instituto Cervantes con ocho universidades checas, donde se ha pasado del interés en la lengua como vehículo de comunicación a la introducción de estudios de filología.

También existen seis secciones bilingües de secundaria de español-checo financiadas por el Ministerio de Educación.

La cifra de estudiantes de español en niveles de enseñanza básica obligatoria (8.614 alumnos), secundaria (26.000) y universitaria (9.000) se eleva a casi 44.000 alumnos.

Por Gustavo Monge

267146