El Cervantes apuesta por EEUU con la apertura de un centro en Los Ángeles

0
12
174046

EEUU LENGUAJE

Nueva York, 13 oct (EFEUSA).- El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, defiende en una entrevista con Efe en Nueva York la apuesta por expandirse por Estados Unidos con la apertura de un nuevo centro en la ciudad de Los Ángeles, “en cuanto se aprueben los presupuestos”.

“Junto a los centros que hay en Nueva York, Chicago, Alburquerque, Harvard, pues nos parece fundamental hacer una gran Casa Cervantes en Los Ángeles y vamos a priorizar luego Washington”, asegura el poeta granadino en el patio de la sede cervantina en la ciudad de los rascacielos.

García Montero destaca que Los Ángeles “tiene una presencia hispánica de verdadera raíz, un ejemplo claro de bilingüismo y de español como lengua nativa”.

APUESTA POR LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA

Para el escritor, que viajará el próximo 21 a la ciudad californiana, Los Ángeles “tiene una dimensión cultural a través del cine y de la tecnología y la ciencia, a través del mundo de la innovación digital que nos interesa aprovechar”.

Porque para el director del Cervantes, más allá de desarrollar la riqueza cultural, artística y humanística de la cultura en español, uno de los pilares de su acción es apostar “por la ciencia y la innovación tecnológica”. Hay que tener en cuenta que el español, por ejemplo, es el segundo idioma más utilizado en Twitter en EE.UU.

García Montero subraya que “está todo preparado” para su apertura y que solo falta la “aprobación del Gobierno de España en cuanto haya gobierno y poder ponerlo en marcha en cuanto se aprueben los presupuestos”.

ATAQUES CONTRA EL ESPAÑOL EN EE.UU.

El poeta no oculta su preocupación por los derroteros antilatinos y xenófobos por los que se ha deslizado el presidente estadounidense, Donald Trump.

“En los últimos años, desde la Administración (Trump), se ha defendido la política de solo inglés, se ha borrado el español de la página web de la Casa Blanca y se ha maltratado, sobre todo, a la inmigración de Centroamérica e incluso se ha querido ofender a esa población en su idioma avergonzando a esa población cuando hablan español”, comenta antes de insistir la riqueza del bilingüismo.

Además de Los Ángeles, el Cervantes también mantiene sus planes de abrir otro centro en Washington, con el que el Cervantes tiene previsto organizar actividades culturales y cursos a diplomáticos y políticos de distintos organismos oficiales.

POTENCIAR EL PRESTIGIO CON UNA “MARCA LATINOAMERICANA”

El objetivo, dice, es “potenciar el prestigio de un idioma frente a los que quieren avergonzarnos por nuestro origen”.

Pero en la lucha por impulsar este prestigio del español, el poeta insiste en la necesidad de aunar esfuerzos con el resto de los 21 países donde el español es lengua oficial y recuerda que de los 480 millones de hispanohablantes los españoles solo representan el 8%.

Además, parafraseando al escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, agrega que como “el español es muy importante y no debe estar solo en manos de los españoles, debemos aprender a valorarlo y debemos invertir en la cultura del español lo máximo”.

“Nuestra idea del español es la idea de una identidad abierta, dialogante, que ha aprendido a convivir con otras lenguas en España y en el mundo (…). Queremos defender la identidad democrática y abierta del español”, apunta.

En este sentido, señala la importancia de “hacer que el español no sea una ‘Marca España’, sino una marca hispana, latinoamericana” porque entre otras cuestiones “hay un horizonte comercial económico, donde latinoamérica es muy importante”.

Por eso, entre otros puntos, insta a “generar ámbitos de diálogo hispanoamericano, aprender a trabajar en común” y a “dotar de presupuestos a los Institutos Cervantes”.

EL COMPROMISO INSTITUCIONAL

E insiste en que ante el crecimiento continuo de la importancia del español, favorecido tanto por su expansión demográfica como por su importante presencia en Estados Unidos, “no basta con el optimismo de decir cada vez somos más millones de hablantes sino que debemos responsabilizarnos institucionalmente”.

En este sentido, recriminó al Gobierno que mientras otros centros como el alemán Goethe o el centro francés reciben en torno a 350 y 300 millones de euros, respectivamente, el Cervantes tiene un presupuesto de 127 millones, “de los cuales solo la mitad surge de la propia autofinanciación”.

“Me corresponde dar la lata al Gobierno para que se vayan equilibrando las inversiones con las otras instituciones europeas”, dijo antes de concluir recordando a Federico García Lorca que en 1929 se subió al edificio Chrysler para lanzar su poema “Grito hacia Roma” contra el fascismo que amenazaba a Europa.

“Vamos a subirnos al Chrysler, pero para hacer un grito de alegría en apuesta por la democracia y frente a la intolerancia y los supremacismos, y hacer de la cultura en español una imaginación de diálogo democrático en el futuro”, concluye.

174046

SHARE

Leave a Reply