El carbón lleva a los precios industriales chinos a su mayor subida histórica

0
5
696067

CHINA INFLACIÓN

Shanghái (China), 14 oct (EFE).- Los precios industriales en China marcaron en septiembre su mayor subida (10,7 %) desde que comenzó la serie histórica ante el aumento de los costes de las materias primas, especialmente del carbón, mientras que el IPC siguió moderándose, más incluso de lo esperado por los analistas.

Según los datos oficiales publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), el índice de precios al consumidor (IPC), principal indicador de la inflación, aumentó un 0,7 % interanual en septiembre, mientras que el índice de precios a la producción (IPP), que mide los precios mayoristas, subió un 10,7 %.

El repunte del IPP fue de 1,2 puntos con respecto a la marca de agosto, y superó incluso lo esperado por los analistas, que pronosticaban una subida de en torno a un 10 o un 10,5 %.

De hecho, se trata de la mayor subida de la serie histórica de la ONE, que arrancó en octubre de 1996, por encima de la que hasta ahora se situaba en la primera posición de esa tabla: el 10,1 % de agosto de 2008, cuando los precios también se dispararon por el encarecimiento de las materias primas y de la energía, aunque entonces el protagonista no era el carbón sino el acero.

CARBÓN Y PROBLEMAS DE SUMINISTRO ELÉCTRICO

“La subida de los precios de los productos industriales siguió creciendo en septiembre, afectada por factores como los crecientes precios del carbón y de algunas industrias que hacen un uso intensivo de energía”, apuntó el estadístico de la ONE Dong Lijuan.

De hecho, los precios en la industria de minado y refinado de carbón se incrementaron un 12,1 % frente a agosto y un 74,9 % en comparación con septiembre de 2020, mientras que en la de procesado de petróleo, carbón y otros combustibles lo hicieron en un 3,3 % intermensual y un 40,5 % interanual.

La crisis de suministro global -agravada en China en las últimas semanas por las inundaciones en una importante región productora- supuso que los contratos de futuros de carbón más negociados en la Bolsa de Futuros de Recursos de Zhengzhou (centro) alcanzaran su máximo histórico esta semana, situándose a más del doble del precio de principios de año.

Esto, unido a una mayor demanda de energía por parte del sector industrial en el marco de la recuperación económica poscoronavirus, obligó a las compañías eléctricas a vender a pérdida, lo que se tradujo en apagones en algunas regiones nororientales del país o en políticas de racionamiento de electricidad en polos manufactureros como la provincia suroriental de Cantón.

Sheana Yue, analista de la consultora británica Capital Economics, también habla del efecto de base comparativa como añadido al impacto sobre el IPP de los precios globales del carbón, que, aunque “seguirán elevados a corto plazo, probablemente no seguirán subiendo al ritmo de septiembre”.

De hecho, Yue pronostica que el ritmo de avance del indicador “probablemente caerá cerca de finales de año”, debido también a que los precios del carbón y el acero se verán afectados “tarde o temprano” por una ralentización de la actividad en el sector de la construcción.

En su opinión, si continúa el citado racionamiento de electricidad podría implicar una mayor subida del IPC, aunque tendría un fuerte contrapeso en la continua bajada de los precios alimentarios.

LOS PRECIOS ALIMENTARIOS SIGUEN BAJANDO

Mientras tanto, el citado avance del IPC (+0,7 % interanual) en septiembre fue 0,1 puntos inferior al del mes anterior, y se situó de nuevo por debajo de los pronósticos de los expertos, que esperaban en torno a un 0,9 %.

Se trata del séptimo mes consecutivo de aumentos en este indicador después de que en enero y febrero -meses marcados por rebrotes del coronavirus- se contrajese un 0,3 y un 0,2 %, respectivamente.

También fue el cuarto mes consecutivo de ralentización del IPC, que marcó su pico de este año en mayo (+1,3 %).

En la comparativa entre los meses de agosto y septiembre, los precios al consumidor se mantuvieron constantes en su conjunto.

Mientras tanto, en la comparación interanual sí se registraban cambios: los precios alimentarios cayeron un 5,2 % con respecto a los de septiembre de 2020, mientras que los no alimentarios repuntaron un 2 %.

Yue apunta que la caída interanual de los precios alimentarios es la mayor de las últimas dos décadas.

Al igual que en los últimos meses, la carne de cerdo fue la principal protagonista de las bajadas (-46,9 % interanual y -5,1 % frente a agosto) debido a la recuperación de la piara nacional tras poner bajo control la epidemia de peste porcina africana que mató a decenas de millones de gorrinos en el país desde mediados de 2018.

En la otra cara de la moneda figuraron, también como viene siendo costumbre, los precios de los combustibles para transporte (+22,8 %).

696067696067