El canciller venezolano pidió a su homóloga española “elevar” la relación

0
4
348672

VENEZUELA ESPAÑA

Caracas, 17 nov (EFE).- El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró este martes que dialogó, durante su reciente visita a Bolivia, con la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, acerca de la posibilidad de elevar la relación entre los dos países, después de que el Gobierno español decidiera no enviar embajador al país caribeño.

“Conversábamos con la ministra Arancha Gonzalez Laya en Bolivia, recientemente, de la necesidad de que nuestra relación se eleve a un nuevo nivel, con mucho respeto”, dijo Arreaza tras recibir la acreditación del nuevo encargado de negocios español en Caracas, Juan Fernández Trigo.

En esa breve mención, el canciller venezolano aseguró que la inversión venezolana está creciendo en España, una situación que considera recíproca.

“Cuánta inversión venezolana no se está generando ahora en España y cuánta inversión española no hay en nuestro país”, subrayó.

Arreaza visitó recientemente Bolivia para la toma posesión del presidente Luis Arce, al igual que González Laya, quien acudió junto al rey Felipe VI y al vicepresidente segundo del Gobierno de España, Pablo Iglesias.

UNA LARGA CONVERSACIÓN CON FERNÁNDEZ TRIGO

Antes de esa intervención con la que cerró su declaración ante los medios, Arreaza afirmó que se reunió con Fernández Trigo para recibirle en el país, con quien conversó “largamente” acerca de la relación entre ambos países.

Asimismo, dialogaron acerca de “las presiones que se han generado, de la comunidad española o de ascendencia española en Venezuela, de la comunidad venezolana en España”, además de “la necesidad de afianzar” la relación entre los dos países, al “pasar página y avanzar hacia un nuevo momento de la relación con el reino de España”.

Por su parte, Fernández Trigo aseguró que, “desde el primer minuto del ejercicio” de su función, va a “representar a España y, por lo tanto, a todos los españoles” y, del mismo modo, lo hará ante “Venezuela y, por tanto, ante todos los venezolanos”.

“Me va a guiar el interés por hablar con todos los venezolanos, con toda la sociedad venezolana y tratar de ser útil en la medida de las posibilidades para ayudar a superar las dificultades que afectan a los venezolanos”, afirmó.

ACTUAR SIEMPRE DESDE EL RESPETO

En este sentido, aseguró que todos sus actos “van a estar presididos por el respeto, por un intento de ser objetivo”, así como por “un respeto absoluto a la Convención de Viena”, que rige las relaciones diplomáticas.

España decidió en octubre pasado no nombrar a un embajador en Caracas para sustituir a Jesús Silva, que terminó a comienzos de noviembre su labor en Venezuela, y en su lugar envió a Fernández Trigo como encargado de negocios, una categoría diplomática inferior.

Esa decisión la tomó por considerar que las elecciones presidenciales de 2018 no fueron “justas ni transparentes”, como sostiene la Unión Europea (UE).

Esta solución es la misma que han adoptado otros países como Italia y Países Bajos, que tampoco están representados en Caracas por embajadores, según precisó la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica de España, Cristina Gallach.

El encargado de negocios es un funcionario diplomático que ocupa temporalmente la Jefatura de una Misión Diplomática vacante; el puesto es normalmente desempeñado por el funcionario diplomático de categoría inmediatamente inferior al Jefe de Misión, es decir, en ausencia del embajador, sustituye a este.

ACUSACIONES DE VENEZUELA A ESPAÑA

El líder opositor venezolano Leopoldo López viajó a Madrid el pasado 25 de octubre, tras pasar 28 meses como “huésped” en la embajada de España en Caracas.

Tras eso, el Gobierno de Venezuela acusó al entonces embajador español, Jesús Silva, de “cómplice” de López, una aseveración que ya había adelantado la Cancillería venezolana y que fue categóricamente negada por fuentes diplomáticas y por el Gobierno de España.

El mismo 25 de octubre, el Gobierno venezolano denunció que España violó la Convención de Viena al permitir la salida del país de López, extremo que el Ejecutivo del país europeo rechazó de inmediato.

“Venezuela denuncia el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas por parte del Reino de España”, recoge un comunicado de la Cancillería en nombre del Ejecutivo.

En dicho mensaje, señala que hubo “una inédita y continua violación” de dicha convención, que “se remonta, al menos, al año 2017 y ha sido protagonizada en territorio venezolano directamente por el embajador español”, Jesús Silva.

Ante tales afirmaciones del Gobierno de Venezuela, España envió una carta de protesta formal en la que negó cada una de las acusaciones vertidas por el Ejecutivo del país caribeño y defendió la labor de la diplomacia española.

Leave a Reply