El canciller venezolano acusa a Colombia de apoyar acciones contra su país

0
7
592117

VENEZUELA CRISIS

Caracas, 12 jul (EFE).- El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró este lunes que el Gobierno de Colombia apoya a “terroristas y violentos” del país caribeño porque está “involucrada en todas las acciones contra la paz” de la nación petrolera.

“No es de extrañar que el gobierno colombiano apoye a los terroristas y violentos venezolanos. Colombia ha estado involucrada en todas las acciones contra la paz de Venezuela y otros pueblos. Exporta mercenarios, financia asesinatos y hechos de conmoción política y social”, escribió Arreaza en su cuenta de Twitter.

El mensaje del ministro de Relaciones Exteriores fue en respuesta a la exigencia del Gobierno colombiano en la misma red social de que haya garantías para la vida del exdiputado Freddy Guevara, detenido por las autoridades de Venezuela.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, rechaza la detención arbitraria del dirigente de Voluntad Popular, Freddy Guevara, por parte del régimen de Nicolás Maduro. Exigimos garantías para su vida y su libertad inmediata”, reza el mensaje que replicó Arreaza.

Guevara, quien fue acusado de instigar las protestas antigubernamentales de 2017, fue indultado por decreto presidencial el 31 de agosto del año pasado y abandonó el 9 de septiembre la embajada de Chile en Caracas, donde se refugió el 4 de noviembre de 2017 tras ser acusado de instigar las protestas antigubernamentales que se registraron ese mismo año.

El exparlamentario, muy próximo a Guaidó, fue mencionado el sábado por la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, durante el balance que ofreció junto a la ministra de Interior, Carmen Meléndez, de los tiroteos que asolaron parte del occidente de Caracas la semana pasada.

El Gobierno colombiano también rechazó el “hostigamiento” contra “el presidente interino, Juan Guaidó, y sus más cercanos colaboradores”.

Guaidó denunció este lunes que funcionarios del grupo élite (FAES) de la Policía, cuya disolución ha pedido la ONU, entraron a su residencia y trataron de arrestarle.

A su juicio, no lo detuvieron gracias a la presencia de los vecinos y la prensa.