El canciller brasileño agradece a quienes le apoyan ante presión por renuncia

0
13
467037

BRASIL GOBIERNO

Brasilia, 28 mar (EFE).- El canciller brasileño, Ernesto Araújo, agradeció este domingo a quienes le apoyan en medio de una creciente presión por su renuncia, que llega hasta de grupos oficialistas que le acusan de obstaculizar el acceso del país a vacunas anticovid.

“Agradezco a todos los que han manifestado su apoyo tanto a mí como a mi trabajo”, escribió el ministro en su cuenta en Twitter, en un mensaje que acompañó con estrofas del Himno de la Independencia de Brasil, que celebró la emancipación de Portugal en 1822 pero se dejó de ejecutar tras la proclamación de la República, en 1889.

“No teman impías falanges, que presentan cara hostil, vuestros pechos, vuestros brazos, son murallas de Brasil”, citó Araújo.

La salida del canciller, que integra los grupos más próximos a la ultraderecha del Gobierno de Jair Bolsonaro, es reclamada desde hace días por la oposición, pero también por partidos conservadores más moderados y de centro que forman la base oficialista en el Congreso.

Según sus críticos, Araújo ha generado fricciones con Estados Unidos y China, dos países que se consideran claves para lograr un mejor acceso a las vacunas contra el coronavirus, con posiciones de fuerte carga ideológica que perjudican las relaciones.

En el caso de China, suele hacer alusiones críticas al régimen “comunista” de ese país, y en relación a Estados Unidos respaldó el frustrado intento de reelección del expresidente Donald Trump, así como de alguna manera justificó el asalto al Parlamento intentado por grupos de ultraderecha tras la victoria del demócrata Joe Biden.

La declaración más clara y directa sobre el malestar que existe con la gestión del canciller la dio esta semana el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, del partido Demócratas (DEM), que integra la base oficialista.

“Hay de hecho una frustración, que fue expresada en forma muy evidente, en relación a la política exterior”, declaró Pacheco, después de que varios senadores exigieron la renuncia de Araújo.

Según el jefe del Senado, “más allá de la personificación o del trabajo especifico de un canciller, lo que se tiene que cambiar es la política externa de Brasil”, que debe “ser mejorada” a fin de que el país “está más presente en un ambiente de diplomacia” global.

Y añadió que “esa cuestión de salida o entrada de ministros, considero que depende del Presidente de la República y que él habrá de tomar las mejores decisiones para poder mejorar al Gobierno”.

Bolsonaro aún se ha pronunciado sobre esas presiones, pero de acuerdo a diversas fuentes pudiera llegar a ceder y buscar un nuevo canciller, aún cuando en muchas ocasiones ha puesto de manifiesto su “plena coincidencia” con las posiciones de Araújo.