El canal de Suez busca aumentar el tráfico pese a la crisis del “Ever Given”

0
14
539822

CANAL SUEZ

Ismailiya (Egipto), 28 may (EFE).- El canal de Suez busca aumentar su capacidad de 70 a 95 barcos diarios y sus ingresos de unos 5.500 millones de dólares a 9.500 millones para 2023 con las nuevas mejoras emprendidas a raíz del accidente del “Ever Given”, afirma a Efe su máximo responsable, el almirante Osama Rabie.

En una entrevista en la sede de la Autoridad del Canal de Suez, en la localidad egipcia de Ismailiya, explica que han comenzado una serie de obras con las que, además de evitar futuros accidentes, buscan incrementar el tráfico marítimo por esta vía.

En el tramo norte, donde el canal fue ampliado en 2015, se va a abrir otro tramo paralelo de 10 kilómetros y en la sección sur, donde quedó encallado el “Ever Given”, se hará una ampliación de 40 metros desde el kilómetro 132 hasta el kilómetro 162, y se aumentará la profundidad de 66 pies hasta 72.

“En 2023 tenemos el plan de alcanzar los 95 barcos diarios”, casi una treintena más que ahora, anticipa Rabie. “Eso significa el doble de los ingresos del canal: en vez de 5.500 millones de dólares (anuales) queremos llegar a 9.500 millones de dólares”.

De este modo, el canal de Suez, una de las principales fuentes de divisas además del sector turístico, aumentaría considerablemente su contribución a las reservas del país, a las que en 2020 aportó 5.610 millones de dólares.

EXPECTATIVAS INCUMPLIDAS

Cuando las autoridades inauguraron el denominado nuevo canal de Suez en 2015, preveían pasar de unos ingresos de 5.300 millones de dólares del año anterior a 13.000 millones en 2023, con un crecimiento del 145 %, pero esas expectativas no se han cumplido.

“Antes de la ampliación (en 2015) el número máximo de barcos era de entre 42 y 45 barcos al día. Ahora son de entre 65 y 70”, afirma Rabie.

Egipto ha defendido aquellas obras faraónicas, cuyo coste rondó los 10 millones de dólares, y sigue apostando ahora por ampliar el canal tras la reciente crisis del “Ever Given”, que bloqueó el paso marítimo entre el 23 y el 29 de marzo.

Con 400 metros de eslora y 18.000 contenedores a bordo, la embarcación provocó un monumental atasco por esta vía por la que pasa en torno al 10 % de las mercancías del mundo, incluido gran parte del petróleo exportado desde el golfo Pérsico a Europa.

De acuerdo con Rabie, 422 naves quedaron bloqueadas en el mar Rojo y el mar Mediterráneo, y otras muchas optaron por circunvalar África.

Pero el responsable del canal asegura que el incidente no ha tenido repercusiones, sino que más bien “el número de los barcos está aumentando mientras el comercio internacional crece y en estos meses hubo más trabajo”.

El jefe de la Autoridad del Canal de Suez reitera que “hasta el momento no hay una ruta alternativa” al paso egipcio y rechaza que la ruta del Ártico que, a raíz del calentamiento de los polos, está patrocinando últimamente Rusia pueda serlo.

“El año pasado solo pasaron 48 barcos pero por aquí pasan 60 al día. Además, esta ruta solo funciona durante tres o cuatro meses durante la época de deshielo. Cada barco que pasa debe llevar un barco rompehielos y no pueden pasar barcos con mucha carga”, indicó.

A JUICIO POR LA INDEMNIZACIÓN

En paralelo a las mejoras en el paso egipcio, la Autoridad del Canal ha acudido a los tribunales para lograr una indemnización por parte de la empresa propietaria del “Ever Given”, la japonesa Shoei Kisen .

Durante la crisis afirmó que el bloqueo le generaba unas pérdidas diarias de entre 12 y 15 millones de dólares, lo que supone entre 72 y 90 millones de lucro cesante en seis días, pero empezó reclamando 916 millones de dólares.

Finalmente ha reducido esa cifra a 550 millones, pero no ha logrado llegar a un acuerdo amistoso con la firma nipona, que -dice Rabie- solo le ha ofrecido 150 millones, por lo que la primera sesión del juicio tendrá lugar este sábado en un tribunal de Ismailiya.

Rabie rechaza la posibilidad de que el litigio pueda acabar en alguna instancia de arbitraje o tribunal internacional: “el accidente ocurrió en territorio egipcio y por eso le corresponde a los tribunales egipcios”.

Justifica el importe reclamado por las pérdidas sufridas en seis días sin actividad, por los gastos ocasionados por el rescate y la reparación de los daños causados por el “Ever Given” en la orilla del canal donde quedó encallado.

Un informe de Euler Hermes estimó entonces que el cierre del canal pudo costar entre 6.000 y 10.000 millones de dólares al día al comercio global.

Shady Roshdy y Pablo Pérez

539822539822