El BCE dice que el riesgo de transmisión de la covid-19 mediante el efectivo es “muy bajo”

0
8
610501

UE BCE

Fráncfort (Alemania), 29 jul (EFE).- El riesgo de que el virus SARS-CoV-2 se transmita a través del efectivo, de los billetes y de las monedas de euro es “muy bajo”, según un estudio de economistas del Banco Central Europeo (BCE).

El estudio realizado por Barbora Tamele, Alejandro Zamora-Pérez, Chiara Litardi, John Howes, Eike Steinmann y Daniel Todt confirma que debido a la pandemia el uso de efectivo como forma de pago ha caído por el miedo al contagio, pero ha aumentado como depósito de valor.

“Aunque los ciudadanos han dicho que han usado menos efectivo en las transacciones, en parte por el temor de infección, la investigación confirma que el riesgo de que el virus sea transmitido a través de los billetes y monedas es muy bajo”, según el informe publicado este jueves.

“Esto apoya los descubrimientos de la comunidad científica que concluyeron que el SARS-CoV-2 se transmite principalmente por fluidos respiratorios y por transmisión en el aire y que las superficies tienen una importancia mucho menor”, añaden los economistas del BCE en su investigación.

El efectivo se considera un puerto seguro en todas las situaciones de crisis, y así ha ocurrido durante la pandemia de la covid-19.

“En tiempos de incertidumbre, la gente tiende a aumentar sus tenencias preventivas de efectivo para estar preparado para lo que está por venir”, dicen los autores del informe.

El aumento general de la demanda de efectivo durante la pandemia de la covid-19 ha sido “extraordinario” en comparación con los años anteriores a esta crisis, principalmente porque los ciudadanos lo han usado más como depósito de valor.

Sin embargo, los ciudadanos han pagado menos en efectivo en parte por el temor a un contagio, que “fue probablemente magnificado por informaciones de los medios de comunicación y recomendaciones de las autoridades públicas”, dice el informe del BCE.

La circulación de efectivo subió en febrero de 2021 un 12 % respecto a febrero de 2020, el último mes antes de que se propagara la pandemia en Europa.

Esta cifra contrasta con el crecimiento medio anual del 5 % observada en periodos equivalentes durante los cinco años anteriores a la pandemia.

El crecimiento interanual de la circulación de efectivo se ha ralentizado en marzo (10 %) y abril (9 %), según cifras del informe.

Este aumento de la circulación de efectivo durante la crisis también se ha observado en otras divisas como la libra y el dólar canadiense.

En la mayor parte de las crisis el aumento en la circulación se debe a una retirada mayor de billetes y a una emisión mayor.

Los economistas del BCE aseguran que el virus “SARS-CoV-2 puede sobrevivir en el efectivo” pero concluyen que solo “puede sobrevivir varios días” y en cantidades más limitadas que en otras superficies.

Por ello consideran que “el uso de efectivo no es un riesgo significativo en comparación con otras superficies”. EFECOM

aia/sgb