El BCE aprobó en junio por “un acuerdo amplio” el ritmo de compras de deuda

0
12
588862

UE BCE

Fráncfort (Alemania), 9 jul (EFE).- El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) aprobó en su reunión de junio por “amplio acuerdo” comprar más deuda en el tercer trimestre que en los primeros meses del año, como había propuesto el economista jefe de la entidad, Philip Lane.

Según las actas de la reunión de política monetaria del 10 de junio, la mayor parte de los miembros del Consejo de Gobierno estuvieron a favor de la propuesta de Lane.

“En general, la mayor parte de los miembros (del Consejo de Gobierno) expresaron su disposición a unirse a un amplio consenso a favor de la propuesta de Lane”, dicen las actas.

Asimismo, consideraron que era esencial reafirmar su compromiso con el objetivo de inflación, que hasta ese momento era de una tasa cercana pero algo por debajo del 2%.

Pero el BCE acaba de subir ahora su objetivo de inflación, que es del 2 % a medio plazo, y además será más flexible y aceptará una inflación algo superior transitoria antes de actuar para no entorpecer el crecimiento, tras revisar su estrategia de política monetaria.

Tras 18 años sin modificaciones, el BCE inició la revisión de su estrategia de política monetaria a comienzos de 2020, pero tuvo que posponerla por la pandemia de coronavirus y en vez de publicar los resultados a finales del año pasado dijo que lo haría en la segunda mitad de 2021.

LA INFLACIÓN NO SUBE DE FORMA SOSTENIDA

Los miembros del Consejo de Gobierno consideraron en junio que “aunque las perspectivas a medio plazo han mejorado”, la inflación no sube de forma sostenida.

Por ello la política monetaria debe ignorar los cambios temporales a corto plazo en la inflación y centrarse en las perspectivas a medio plazo.

Las proyecciones macroeconómicas, de crecimiento e inflación, del BCE de junio reflejan una mejora del crecimiento y una valoración de los riesgos más equilibrada, respecto a los pronósticos de marzo.

Asimismo, muestran que la inflación subirá a corto plazo, pero seguirá siendo débil a medio plazo.

PALOMAS

Varios miembros del Consejo de Gobierno consideraron que las condiciones de financiación “eran demasiado frágiles para permitir una reducción significativa en el ritmo de compras de deuda sin arriesgar una subida incontrolada de los rendimientos”.

También hicieron hincapié en que la “recuperación estaba en un estadio temprano y que le faltaba robustez” porque depende mucho del apoyo político y monetario.

Un endurecimiento de las condiciones de financiación podría poner en peligro la recuperación económica, consideraron.

Por ello opinaron que una reducción de las compras de deuda en el tercer trimestre era “inapropiada en el momento actual”.

HALCONES

Aunque otros miembros del BCE también argumentaron que en vista de la mejora de las perspectivas de crecimiento e inflación, se podría reducir algo las compras deuda y mostraron su preocupación por los efectos secundarios de mantener esta política monetaria muy expansiva mucho más tiempo, porque “dificulta cambios estructurales en el sector empresarial y la redistribución de recursos en el mercado laboral”.

Estos miembros advirtieron de la fuerte subida de los precios de las acciones y de la vivienda.

Y consideraron que las condiciones de financiación en la zona del euro eran “más favorables” en junio que en marzo o en diciembre del año pasado.

Por ello, en su opinión, mantener el ritmo de compras de deuda en el tercer trimestre respecto al segundo implicaba un aumento de la expansión monetaria.

REVISIÓN TRIMESTRAL DE LAS COMPRAS DE DEUDA

El Consejo de Gobierno reiteró en junio que seguirá revisando de forma trimestral el ritmo y otros parámetros de las compras de deuda de emergencia por la pandemia, por lo que en septiembre tomará de nuevo una decisión al respecto.