El BBVA reduce los despidos previstos a casi 3.500 trabajadores

0
7
504306

ESPAÑA BANCA

Madrid, 29 abr (EFE).- El BBVA, uno de los principales bancos españoles y con una importante presencia en América, ha reducido el número de despidos de trabajadores previstos a 3.448, el 11 % de la plantilla en España, después de plantear reubicar dentro del grupo a 350 empleados, según planteó este jueves a los sindicatos.

De esta forma se reducen los 3.798 despidos planteados inicialmente, entre una plantilla de 29.330 empleados en España, y esos 350 empleados dejarían las oficinas del BBVA pasa asumir puestos de gestión remota, informaron a Efe fuentes de la negociación.

No obstante, si se excluyen los 6.000 empleados de distintas sociedades del grupo que no se verán afectados, el despido colectivo que ahora propone la entidad supondría el 14,8 % sobre una plantilla de 23.300 personas.

El banco, cuando presentó su plan hace una semana, justificó los despidos por la enorme competencia en el sector, los bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales.

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO), uno de los dos más importantes de España, considera “totalmente insuficiente” que la cifra de casi 3.800 despidos sólo pueda verse rebajada con las 350 reubicaciones planteadas y para reducir esa cifra propone, entre otras opciones, que se tengan en cuenta las jubilaciones y bajas que hubo desde que empezó el año y las que habrá hasta finales de 2022, así como los puestos cubiertos con eventuales o agencias de trabajo temporal.

Además, aboga por que el resto de las salidas sean voluntarias y mediante prejubilaciones.

La reubicación de 350 trabajadores expuesta este jueves por el banco se une al plan anunciado esta misma semana para recolocar en empresas fuera del grupo al 100 % de los afectados por los despidos de BBVA que quisieran seguir trabajando, para lo que contrató a la agencia de recolocaciones Randstad.

De todos modos, el banco continúa negociando la reducción de la plantilla, que supondrá también el cierre de muchas oficinas en España, en un contexto de despidos numerosos que se han anunciado en el sector bancario español, que afectarán a más de 18.000 trabajadores.