El barco de MSF con 186 migrantes y 10 cadáveres atracará en Mesina (Sicilia)

0
4
739720

MEDITERRÁNEO MIGRACIÓN

Roma, 19 nov (EFE).- Las autoridades italianas han asignado el puerto de Mesina (Sicilia, sur) al barco Geo Barents, operado por Médicos sin Fronteras (MSF), que lleva a bordo a 186 migrantes rescatados y los 10 cadáveres hallados en el fondo de una de las barcas en las que viajaban los náufragos en el Mediterráneo central.

“Respiramos aliviados al dirigirnos a Mesina (Sicilia), el lugar seguro donde los 186 supervivientes del Geo Barents pueden desembarcar de forma segura y donde esperamos que reciban la asistencia que necesitan”, escribió MSF en sus redes sociales

“Los cuerpos de las 10 personas que perdieron la vida en el mar pueden tener un entierro digno”, añadió.

La ONG había pedido urgentemente un puerto para desembarcar a los rescatados en tres operaciones de salvamento en 24 horas, especialmente la última, que fue “extremadamente difícil al encontrar un barco de madera con 100 personas hacinadas y muy inestable” y además “se encontraron diez muertos en el fondo”.

La situación de los 186 rescatados en el Geo Barents, que se encuentran “muy traumatizados”, es terrible, pues “algunos tuvieron que identificar los cadáveres de familiares o amigos que perecieron frente a sus ojos”.

Los supervivientes explicaron “que los fallecidos habían pasado más de 13 horas apiñados en el fondo del barco, donde el aire estaba saturado de vapores de combustible” por lo que “lo más probable es que las personas murieran por asfixia”, según la ONG.

“Se necesitaron al menos dos horas para recuperar los cuerpos y llevarlos a bordo del Geo Barents, para poder ofrecerles un entierro adecuado una vez que desembarquen. Estamos conmocionados e indignados al mismo tiempo. Esta es la enésima tragedia en el mar que podría haberse evitado”, dijo Fulvia Conte, subdirectora de las actividades búsqueda y rescate de MSF.

 Entre los rescatados hay 152 hombres y 34 mujeres, 61 son menores de edad, el más pequeño es una niña de tan solo 10 meses. Las personas a bordo provienen de varios países, incluidos Guinea, Nigeria, Costa de Marfil, Somalia y Siria.

Según MSF, solo este año, al menos 1.225 personas han muerto o desaparecido mientras intentaban el peligroso viaje a través del Mediterráneo central y desde 2014, al menos 22.825 personas han muerto o desaparecido en esta misma ruta.