El Banco de Inglaterra espera “firmemente” que Londres y Bruselas logren un acuerdo

0
19
299577

BREXIT UE

Bruselas, 8 oct (EFE).- El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, aseguró este jueves que espera “firmemente” que el Reino Unido y la Unión Europea (UE) logren un acuerdo sobre su relación tras el Brexit, unas conversaciones en las que ambas partes aspiran a cerrar un pacto este mismo mes.

“Espero firmemente que haya uno”, declaró durante la conferencia anual de la Junta Única de Resolución (JUR) europea, en referencia a la posibilidad de concluir un acuerdo.

Bailey dijo “creer con firmeza que va en el interés de todas las partes”, tanto del Reino Unido como de los Veintisiete, “que mantengamos economías abiertas”.

“Nadie se beneficia del proteccionismo, desde mi punto de vista”, recalcó el gobernador del Banco de Inglaterra, quien afirmó ser “un firme partidario del libre comercio”.

Asimismo, reconoció que la transición en la que se sigue aplicando la legislación comunitaria en el territorio británico y se negocian los nuevos vínculos tras el Brexit “habría sido más fácil” si no hubiera coincidido con la pandemia del coronavirus.

Ese periodo transitorio comenzó el pasado 1 de febrero y concluirá el próximo 31 de diciembre.

Tanto Londres como Bruselas pretenden lograr un pacto sobre su relación futura este mismo mes, de modo que se puedan realizar las ratificaciones parlamentarias en el Reino Unido y la Unión Europea antes de fin de año.

El objetivo es que el acuerdo entre en vigor el 1 de enero, cuando el Reino Unido se desvinculará definitivamente de todas las estructuras y legislación comunitarias y quedará convertido en un país tercero.

Sin embargo, los avances en la negociación de la futura relación han sido escasos y aún se deben resolver importantes diferencias en ámbitos como la pesca, la competencia justa o la gobernanza del convenio.

Sobre el impacto económico de la pandemia, Bailey aseguró hoy que en el Banco de Inglaterra “creen que en el tercer trimestre, probablemente, de media”, el producto interior bruto del Reino Unido se haya situado “entre un 7 y 10 % por debajo de los niveles previos a la COVID”.