EL AMOR LLEGA CON FLORES

> Uno de los personajes que vende ramos de flores por San Valentín en medio de la pandemia, es un mexicano originario de Puerto Vallarta, Jalisco.

0
495

“Cada ramo de flores, cuando se vende, produce una historia y todas crean nuevas expectativas y nuevas parejas”.
– José Félix Gutiérrez.

Williams Viera | [email protected]

La gente lo saluda con un gesto mecánico mientras él arregla los ramos de flores que tienen distintos colores que los hacen ver más llamativos, pero que tienen su esencia.

El hombre llega puntual, a las 11 de la mañana, en el cruce a la esquina de Old Lexington con Sprague, en Winston-Salem, Carolina del Norte.

Cada flor, simbólicamente, representa, lo que es la condición humana cuando se trata de la melancolía, de los celos, del amor, de la paz, de la buena suerte o de la visión diferente del mundo.

 DETALLES  

“Llevo muchos años vendiendo flores”, dijo José Félix Gutiérrez, sin dejar de arreglar el producto que se busca con gran devoción en días especiales, por decir algo, como San Valentín, de la madre o el del padre, en los 15 años, Semana Santa, Navidad o en los cumpleaños.

“El regalo de un ramo de flores, en el día que sea, alegran el momento y nos elevan el ánimo aunque estemos tristes por la partida de un ser querido. Una flor nos trae amor, nos acaricia y nos besa con su aroma por ser su reverencia”, dijo Gutiérrez.

 Hablaba fuerte porque tenía una radio con música religiosa que no le puede faltar en las ocho horas en las que trabaja, así el frío lo congele o el calor sea inclemente. Él siempre está dispuesto a hacer arreglos florales, como si fuera su obra de arte.

NEGOCIO

“Siempre espero a los clientes mientras trabajo. En ocasiones voy a otras ciudades. Una de las que me gustan para vender flores es Charlotte. Tal vez por ser una ciudad enorme y por ser diversa su población”, dijo.

Y es que este hombre de 60 años de edad conoce los ‘secretos’ de los ramos de novia, de las primeras comuniones, de los bautizos o de las presentaciones en algunos actos sociales que no pueden faltar.

“Cada flor, hay que decirlo, tiene su mensaje y por eso uno las mezcla”, dijo.

SIGNIFICADO

De acuerdo con el vendedor de flores, traídas de Colombia, el color tiene un significado.

“En ocasiones algunas personas me piden, solamente, rosas rojas; mientras que otras, quieren diversos colores”, dijo Gutiérrez.

Él, a pesar de llevar muchos años en territorio estadounidense, lleva, en su corazón, la marca de su terruño y recalca que Puerto Vallarta es famoso por sus playas, los deportes acuáticos y la vida nocturna.

PROFESIONAL

Quien vea a Gutiérrez armar un ramo de flores, verá la rapidez con la que corta los tallos, le quita lo que para él no es hermoso a los ojos del cliente y por tal razón, los deja parejos y luego los mezcla para tenerlos listos para la venta.

En un ramo de flores usted puede ver dos o tres flores de color azul, rojas, blancas y amarillas.

“Es curioso. La flor azul es un símbolo central del romanticismo, representa el amor y el anhelo”, dijo.

Por llevar 25 años en el negocio de las flores, indicó que las rosas blancas simbolizan la inocencia, el encanto y la pureza. 

“En los arreglos, cuando me llaman para una boda, la rosa blanca es la estrella de la ceremonia. Representan la lealtad que va a existir entre los novios”, recalcó Gutiérrez mientras en el ambiente seguían sonando ‘Alabanzas’ cristianas de la iglesia ‘La Luz del Mundo’ a la que asiste junto a su esposa, Elia.

SU VIDA

• 25 años en el negocio de flores

• Inicios en California, Chicago y New York

• 43 años de casado

• Tiene 4 hijos (2 hombres y 2 mujeres)

• 12 nietos