El alemán Manfred Weber, reelegido como jefe de los populares en Eurocámara

0
4
695004

UE INSTITUCIONES

Bruselas, 13 oct (EFE).- El político conservador alemán Manfred Weber fue reelegido este miércoles como líder del grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo, mientras que el español Esteban González Pons logró también renovar su vicepresidencia primera de esta formación.

Weber renovó su presidencia del grupo con un 93,7 % de votos a favor entre las filas populares (162 de 173 emitidos; el resto, abstenciones) en las llamadas elecciones de mitad de mandato, un proceso que llevan a cabo todos grupos parlamentarios en el ecuador de la actual legislatura europea (2019-2024).

“Estoy profundamente agradecido a mis colegas por mi reelección como presidente del grupo. Espero seguir trabajando para fortalecer la democracia cristiana y el centroderecha en toda Europa. Lucharemos contra los que quieren dañar y destruir nuestra Unión”, dijo Weber en un comunicado tras el voto.

En la misma votación, González Pons renovó su vicepresidencia primera del grupo parlamentario con 160 votos a favor, empatado con el rumano Siegfried Muresan, con quien compartirá cargo.

Weber, inicial favorito para presidir el Parlamento Europeo entre enero de 2022 y mayo de 2024, comunicó su retirada de la carrera hacia este cargo el pasado mes de septiembre y anunció en su lugar su voluntad de ser el próximo líder de la formación conservadora a nivel europeo, en el que sucedería al polaco Donald Tusk.

En ese caso, podría aun así mantener su puesto como líder del grupo parlamentario.

Según el acuerdo de reparto de altos cargos comunitarios de 2019, la presidencia del Parlamento Europeo recaería en los socialdemócratas la primera mitad de la legislatura -en manos del italiano David Sassoli- y pasaría a los populares en la segunda mitad, a partir de enero de 2022.

No obstante, los miembros del Parlamento Europeo eligen a su propio presidente por votación secreta y pueden elegir dar su apoyo mayoritario a otro candidato.

El grupo popular, que aún no ha postulado oficialmente a ningún otro candidato tras la renuncia de Weber, insiste en que el acuerdo debe respetarse y pidió a socialdemócratas y liberales (segundo y tercer partido en la Eurocámara, respectivamente) que mantengan sus promesas para el traspaso de la presidencia.

Entre los miembros de las filas populares mejor posicionados para hacerse con la nominación está propio González Pons, que aún no ha hecho pública su intención de presentarse a la votación y ha dicho en varias ocasiones que le gustaría que hubiese un candidato “de consenso” entre los grandes grupos parlamentarios.