El actor Fabián Ríos dice que la pandemia lo volvió “obsesivo” con su familia

0
7
500848

R.DOMINICANA CINE

Santo Domingo, 26 abr (EFE).- La pandemia del coronavirus hizo que el actor colombiano Fabián Ríos pasara de ser “obsesivo” con su trabajo a serlo con su familia y, a estas alturas de su carrera, su prioridad es una “mejor calidad de vida”.

Con casi 20 años frente a las cámaras en producciones como “Sin senos no hay paraíso”, “Doña Bella” o “Sin senos sí hay paraíso”, Ríos participa este lunes en Santo Domingo en el estreno de “No es lo que parece”, una comedia romántica que protagoniza junto a los dominicanos Frank Perozo y Nashla Bogaert y la venezolana Gaby Espino.

“He decidido no hacer producciones que me quiten tiempo con mi familia. Cuando tenga que viajar, mi familia se irá conmigo. Pasé de ser obsesivo con el trabajo a ser obsesivo con mi familia. Estoy involucrado en la educación de mis hijos y en los cuidados de mi esposa”, dice el actor a Efe.

Expuso que a partir de la covid-19 “el orden cambió” y que la enfermedad ha dejado como lección, “indiscutiblemente”, que lo más importante es “Dios, la familia y el trabajo”.

Ríos, radicado en Estados Unidos, dijo que filmar “No es lo que parece” le hizo “divertirse” mucho, pues la trama va dirigida a todo público.

Opina que su primera experiencia en República Dominicana le ha hecho sentirse “como en su casa” y “agradecido” de rodar una película en una isla “tan maravillosa”.

“Me he sentido muy a gusto con la disciplina de la productora, con el trato de mis compañeros, cualesquiera que sean, siempre tendrán mi respeto, mi honorabilidad a la hora de actuar y, sobre todo, la capacidad de sorprenderme, jugar como niños un juego serio”, refiere el intérprete de 40 años.

Ríos, quien tiene dos hijos con su esposa, la también actriz Yuly Ferreira, dijo sentirse “muy feliz” porque el cine en América Latina “va de mejor para arriba”.

En “No es lo que parece” también actúan el puertorriqueño Jaime Mayol, los dominicanos Evelyna Rodríguez y Pepe Sierra y el cantante urbano Chimbala.

El cantante de rap Myke Towers, de Puerto Rico, tiene una participación especial.

La dirección del largometraje es del argentino David Maler, esposo de Nashla Bogaert, quien junto a Frank Perozo se han convertido en la pareja preferida del público dominicano.

La productora Caribbean Films dijo en un comunicado que la película narra las peripecias sentimentales de cinco grandes amigos, quienes deberán enfrentar situaciones comprometedoras con sus respectivas parejas, con consecuencias desastrosas, pero no menos divertidas.

Ramón Santos Lantigua