El 66,1 % de las mexicanas han sufrido algún incidente de violencia de género

0
37

México, 18 ago.- El 66,1 % de las mexicanas de 15 años y más han sufrido algún incidente de violencia de género a lo largo de su vida, reveló hoy el instituto de estadísticas, unas cifras que demuestran que hay que mantener los esfuerzos de concienciación y sensibilización.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares señala que unas 30,7 millones de mujeres “han padecido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminación en los espacios escolar, laboral, comunitario, familiar o en su relación de pareja”.

Además, el 43,9 % de las mujeres han sufrido violencia por parte de su actual cónyuge o novio, por lo que la pareja es el ámbito en el que ocurren más frecuentemente las situaciones de violencia, apunta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

La secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, Marcela Eternod, considera que aunque este tipo concreto de violencia haya bajado respecto a la encuesta de 2011 (cuando era de 47 %), los resultados del sondeo son “aterradores”.

Destaca que en México se da una “pandemia de violencia contra las mujeres”, y que por ello han de seguir los esfuerzos de sensibilización y concienciación hasta que se alcance un “patrón cultural” que elimine los “privilegios” de quienes hayan nacido varones.

El segundo ámbito en el que más impacta más la violencia, de acuerdo con la encuesta, es el comunitario, dado que en espacios como la calle, el parque y el transporte, el 38,7 % de las mujeres han sido víctimas de actos de violencia por parte de desconocidos.

Este tipo de agresiones son principalmente de tipo sexual (66,8 %), como pueden ser piropos ofensivos, intimidación, violación o intento de violación.

En cuanto al mundo laboral, el 26,6 % de las mujeres han afrontado acoso sexual o de discriminación por razones de género o por embarazo.

El Instituto asevera que “la discriminación, las agresiones sexuales y las de tipo emocional, como las humillaciones, degradación e intimidación, son los tipos de violencia más frecuentes en el trabajo”.

El 10,3 % mujeres que trabajan aseguró que en los últimos 12 meses han percibido “menos oportunidades que un hombre para ascender”, y el 9,2 % que reciben menos salario que un hombre con el mismo puesto.

En el ámbito escolar, la mayoría de agresiones se producen en las instalaciones educativas (74,3 %), y el resto en las inmediaciones.

Aquí destaca que una de cada cinco mujeres que estudia bachillerato o preparatoria han sido víctimas de violencia, particularmente del tipo sexual, en el último año.

El estado en el que menos mujeres reportan haber sido víctimas de violencia es Chiapas (52,4 %), mientras que la Ciudad de México, con el 79,8 %, está a la cabeza.

Además de la capital, otros diez estados superan la media nacional en cuanto a violencia contra las mujeres: Estado de México, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro, Chihuahua, Yucatán, Durango, Coahuila y Baja California.

Eternod señala que en las grandes urbes, como la Ciudad de México, Guadalajara o Monterrey, hay “mucho más conocimiento de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia, a la igualdad”.

En general, la secretaria de Inmujeres estima “muy positivo” que cada vez más mujeres puedan identificar los diferentes tipos de agresiones.

“Se ha ido desnaturalizando la violencia contra mujeres y niñas”, comenta Eternod, quien también precisa que la encuesta este año ha perfeccionado su metodología para facilitar esta identificación.

En relación con el tipo de violencia de género, la más frecuente es la emocional, que sufren 49 de cada 100 mujeres. A continuación se sitúan la sexual (41,3 %), la física (34 %) y la económica-patrimonial (29 %).

Otro apartado de la encuesta revela que el motivo mayoritario que esgrimen las mujeres para no denunciar la violencia física o sexual es el mismo en los ámbitos familiar, comunitario, laboral y escolar: “Se trató de algo sin importancia que no le afectó”.

“Tenemos que hacerles ver que estas situaciones sí son importantes, tienen consecuencias, dañan emocionalmente (…). También tenemos que cambiar la manera de ver la violencia que tienen las propias mujeres”, aseveró. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply