EEUU se toma “muy en serio” que Irán enriquezca uranio al 60 %

0
8
486435

IRÁN NUCLEAR

Bruselas, 14 abr (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró este miércoles que se toma “muy en serio” que Irán haya decidido comenzar a enriquecer uranio a una pureza del 60 % en respuesta al sabotaje a su planta de Natanz, del que culpa a Israel, y cuestionó la seriedad de Teherán en las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015.

“Nos tomamos muy en serio su provocativo anuncio de su intención de empezar a enriquecer uranio al 60 %”, declaró el político en una rueda de prensa desde Bruselas, tras la reunión de ministros de Defensa y Exteriores de la OTAN celebrada hoy.

Además, consideró que China, Francia, Rusia, el Reino Unido y Alemania, que son parte del acuerdo nuclear junto con Irán, también deben estar “unidos” en rechazar el enriquecimiento de uranio al 60 %.

Añadió que la decisión persa “pone en cuestión la seriedad de Irán con respecto a las conversaciones” para mantener el pacto nuclear de 2015, del que Estados Unidos se retiró en 2018 y al que la nueva administración liderada por Joe Biden desea regresar. Las negociaciones para tratar de conseguirlo tienen lugar en Viena durante los últimos días.

Sin embargo, Blinken agregó que el paso dado por Irán también “subraya el imperativo de regresar al cumplimiento mutuo” del pacto, algo a lo que Washington y Teherán se han comprometido, según recordó el jefe del la diplomacia estadounidense.

Insistió en que Estados Unidos se ha implicado para volver al pacto nuclear y apuntó que “queda por ver si Irán se lo toma tan en serio”.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, defendió este miércoles que Irán está en su derecho de responder al “crimen” de Israel en la planta de Natanz, ante las críticas de Estados Unidos y Europa por el aumento del enriquecimiento de uranio al 60 %.

Tres días después del sabotaje sufrido en Natanz, donde un número indeterminado de centrifugadoras se han visto dañadas, la República Islámica inició el proceso técnico para producir uranio enriquecido a una pureza del 60 %, una grave violación del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis potencias.

Irán y seis grandes potencias, incluido EE.UU., prevén retomar mañana jueves en Viena las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015.