EEUU sanciona a seis iraníes por intento de injerencia en elecciones de 2020

0
3
739013

EEUU IRÁN

Washington, 18 nov (EFE).- El Gobierno de EE.UU. impuso sanciones este jueves a seis ciudadanos y una empresa iraní por un intento de “injerencia” en los comicios presidenciales de 2020, a través de una operación informática con la que buscaron “socavar la confianza” en el sistema electoral estadounidense y amenazaron a votantes.

La operación fue coordinada por la empresa informática iraní Emennet Pasargad, que trabaja habitualmente con el Ejecutivo de Teherán, mediante la que distribuyó “desinformación en redes sociales y enviaron correos amenazadores, así como vídeos fraudulentos”, dijo el Departamento del Tesoro de EE.UU. en un comunicado.

“La acción de hoy remarca el compromiso del Gobierno estadounidense a que rindan cuentas actores respaldados por Estados que intentan socavar la confianza pública en el proceso electoral y las instituciones de EE.UU.”, indicó en la nota el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo.

De acuerdo a Washington, la supuesta operación de injerencia se realizó entre agosto y noviembre de 2020.

Los individuos sancionados obtuvieron información de votantes de las páginas electorales estatales en EE.UU., con la que “prepararon y diseminaron desinformación acerca de las elecciones y su seguridad”, indicó el Tesoro.

Finalmente, esta operación fue desarticulada por el Buró Oficial de Investigaciones (FBI).

Como consecuencia de la decisión del Departamento del Tesoro estadounidense, quedan bloqueados los activos que puedan tener bajo jurisdicción del país las personas y empresas castigadas y se prohíben las transacciones financieras directas o con entidades de su propiedad.

En paralelo, el Departamento de Justicia de EE.UU. anunció la acusación formal contra dos de los señalados por el Tesoro, Seyyed Kazemi, de 24 años, y Sajjad Kashian, de 27 años, por varios cargos, entre ellos, intimidación a votantes y fraude informático.

Kazemi y Kashian supuestamente habrían entrado en las páginas web de registro electoral de 11 estados de EE.UU., y con esos datos enviaron correos en los que amenazaban con ataques físicos a los electores, muchos demócratas, si no cambiaban de partido y votaban por el entonces aspirante republicano y presidente, Donald Trump.