EEUU sanciona a cinco funcionarios norcoreanos tras el lanzamiento de misiles

0
1
793800

COREA DEL NORTE MISILES

Washington, 12 ene (EFE).- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este miércoles a cinco altos funcionarios de Corea del Norte tras el lanzamiento de seis misiles balísticos durante los pasados cuatro meses por parte del régimen de Pionyang, en violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad Nacional de la ONU.

En un comunicado, el Tesoro estadounidense acusó a los sancionados de “proveer bienes para los programas de armas de destrucción masiva y misiles balísticos de la República Popular Democrática de Corea”.

Los norcoreanos designados por el Gobierno de EE.UU. son Choe Myong Hyon, representante en Rusia de una organización subordinada a la Segunda Academia de Ciencias Naturales de Corea del Norte; y Sim Kwang Sok, Kim Song Hun, Kang Chol Hak y Pyon Kwang Chol, representantes en China de varios organismos del Ejecutivo norcoreano.

Las sanciones implican que todas las propiedades e intereses de estos individuos en EE.UU. pasen a estar bloqueados y se prohíbe a los ciudadanos estadounidenses tener transacciones comerciales o financieras con los sancionados.

“Los últimos lanzamientos de misiles demuestran que Corea del Norte prosigue con sus programas prohibidos pese a las llamadas de la comunidad internacional a la diplomacia y la desnuclearización”, indicó el subsecretario del Tesoro de EE.UU. para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian Nelson.

El martes, Corea del Norte lanzó otro “proyectil no identificado” en dirección al mar de Japón, informó el ejército surcoreano, apenas seis días después de probar lo que Pionyang describió como un nuevo misil hipersónico.

“Corea del Norte lanza proyectil no identificado al mar del Este (nombre que recibe el mar de Japón en las dos Coreas)”, informó el martes el Estado Mayor Conjunto (JSC) surcoreano en un breve comunicado sobre el lanzamiento, que también fue notificado por el Gobierno japonés.

El ensayo llegó apenas seis días después de que Pionyang, que no ha dado señales de estar abierto a dialogar por el momento con Seúl o Washington, probara otro proyectil que el régimen calificó como un nuevo misil hipersónico y que los sistemas de detección de Seúl o Tokio tuvieron problemas para identificar de inicio debido a su vuelo irregular.