EEUU pide a Rusia quitar “la pistola de la cabeza de Ucrania” para negociar

0
4
787255

UCRANIA RUSIA

Washington, 5 ene (EFE).- Estados Unidos aseguró este miércoles que le resultará difícil hacer avances en sus negociaciones de la semana que viene con Rusia a no ser que el Gobierno ruso tome medidas que lleven hacia una desescalada de la tensión con Ucrania.

“Será muy difícil hacer avances en ninguna de las áreas en una atmósfera de escalada y amenazas, con una pistola apuntando a la cabeza de Ucrania”, dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en una rueda de prensa junto a la ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock.

“Es importante que comencemos estas conversaciones, pero creo que para que den frutos, para conseguir avances reales, se requerirá una desescalada”, agregó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Si Rusia está preparada para tomar medidas en ese sentido, “hay cosas que pueden hacer relativamente rápido” tanto Estados Unidos como sus aliados en la OTAN “para construir una mayor confianza y reducir algunas de las preocupaciones que tenemos”, apuntó.

Blinken se refería a tres diálogos con Rusia en los que participará Estados Unidos la semana que viene, y que comenzarán con una conversación bilateral de seguridad en Ginebra el 10 de enero entre la subsecretaria de Estado estadounidense Wendy Sherman y el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

Dos días después, el 12 de enero, se celebrará en Bruselas el Consejo OTAN-Rusia, y al día siguiente se producirá en Viena otra reunión auspiciada por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Se espera que en esas conversaciones se debata sobre las garantías de seguridad que Moscú le ha pedido por escrito a EE.UU. y la OTAN para rebajar la actual tensión, y que centraron parte de la llamada telefónica de la semana pasada entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin.

Además de sobre Ucrania, Estados Unidos también quiere aprovechar esos encuentros para hablar sobre control de armas y sobre la presunta interferencia de Moscú en procesos electorales en otros países, explicó este miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

“Nuestras conversaciones serán pragmáticas, orientadas a conseguir resultados, y creemos que hay áreas en las que podemos hacer avances si Moscú llega a la mesa preparado para hacerlo”, recalcó Psaki.

En las últimas semanas se ha producido una escalada de las tensiones ante los temores de un eventual ataque ruso contra Ucrania, que según fuentes ucranianas y estadounidenses podría producirse a principios de 2022.

Rusia ha negado estar preparándose para una ofensiva y ha manifestado que Occidente presta excesiva atención al desplazamiento de tropas dentro de las fronteras rusas.