EE.UU. y Rusia buscan un difícil consenso para rebajar la tensión sobre Ucrania

0
18
789782

EEUU RUSIA

Ginebra, 8 ene (EFE).- Delegaciones de alto nivel de Estados Unidos y Rusia celebran el lunes en Ginebra un diálogo estratégico en el que intentarán reducir las actuales tensiones sobre la cuestión ucraniana, aunque este esfuerzo continuará de forma multilateral a lo largo de la próxima semana en Bruselas y Viena.

La subsecretaria de Estado de EEUU, Wendy Sherman, y el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, lideran las delegaciones que se dan cita en Ginebra, y que buscan continuar los acercamientos iniciados con la cumbre entre los presidentes Joe Biden y Vladímir Putin en junio de 2021 en la ciudad suiza.

TERCERA RONDA, PERO PRIMERA CON UNA CRISIS REAL

El diálogo estratégico, que se celebrará en la misión diplomática de EEUU ante la ONU en Ginebra, es el tercero que Sherman y Riabkov presiden en la ciudad suiza tras los de julio y septiembre del año pasado, aunque éste es el primero etiquetado como “extraordinario”, como reflejo de las actuales tensiones en la frontera ruso-ucraniana.

El despliegue de miles de tropas rusas en esa zona ha alimentado los temores a una intervención militar directa de Moscú en la vecina Ucrania, después de haberse anexionado unilateralmente Crimea en 2014 y de apoyar movimientos separatistas prorrusos en la región del Donbás.

Rusia por su parte teme que Estados Unidos y sus aliados en la OTAN estén buscando una nueva expansión hacia el este, y exige a Washington y a la Alianza garantías de que no planean armar a Kiev o amenazar las fronteras de Rusia y su órbita.

Aunque el nuevo foco de conflicto en Kazajistán queda lejos de la cuestión ucraniana, el hecho de que Rusia y otros países aliados hayan enviado tropas al país, a petición del propio gobierno kazajo, ha mostrado la capacidad de Moscú para seguir haciendo valer tradicionales alianzas en esa citada órbita.

Ginebra será la primera piedra de toque de unos contactos entre rusos y estadounidenses que proseguirán el miércoles 12 en Bruselas, con el Consejo Rusia-OTAN, y el jueves 13 en Viena, durante el encuentro de la diplomacia rusa con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Altos responsables de la diplomacia estadounidense señalaron en la víspera de la gira europea que el lunes en Ginebra se buscará un diálogo enfocado especialmente en cuestiones bilaterales, con el fin de que los problemas que incumban a terceros países se traten más abiertamente con ellos presentes, en Bruselas y Viena.

ABIERTOS, PERO ESCÉPTICOS

“Escucharemos las recientes propuestas de tratados planteadas por Rusia, y las preocupaciones que hay detrás de ellas”, afirmaron estos diplomáticos en una rueda de prensa para informar de los preparativos de la gira, en la que mostraron desconfianza hacia la actitud con la que lleguen sus contrapartes rusos.

“Contamos con que la parte rusa exprese afirmaciones tras el encuentro del lunes que no reflejen la verdadera naturaleza de las discusiones, por lo que pedimos a nuestros aliados que las tomen con extremo escepticismo”, advirtieron.

Washington en principio parece decidido a rechazar una eventual petición rusa de que EEUU detenga su asistencia a Ucrania en materia militar y de seguridad (por valor de 2.500 millones de dólares en los últimos siete años, según reconoce EEUU).

Una ayuda que, según el propio Biden ha advertido a Putin, aumentaría en el hipotético caso de una invasión rusa de Ucrania.

Tampoco parece que Washington se vaya a mostrar flexible ante un llamamiento ruso a retirar armamento nuclear en territorios de la OTAN próximos a Rusia, una petición que ya ha lanzado en anteriores foros.

“Mientras las armas nucleares existan, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear”, aseveraron los altos responsables del Departamento de Estado.

Antonio Broto