EE.UU. recuerda que el informe que incluyó a España está “basado en hechos”

0
14
470578

EEUU D.HUMANOS

Washington, 31 mar (EFE).- El Departamento de Estado de EE.UU. recordó este miércoles que el informe sobre derechos humanos publicado ayer y que incluye a 198 países, entre ellos España, está “basado en hechos” y animó a la comunidad internacional a interpretarlo “a través de esa lente”.

Así lo expresó en una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, cuando Efe preguntó cuál fue la intención de Washington al incluir en el documento quejas de organizaciones defensoras de la libertad de prensa sobre las restricciones que aseguran que ha impuesto el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

“Estos informes son informes basados en hechos. Son elaborados para que países de todo el mundo informen, por supuesto, sobre cuestiones relacionadas con la democracia y los derechos humanos. Así que, yo lo interpretaría a través de esa lente”, contestó Price.

El informe anual sobre derechos humanos está elaborado con información de las embajadas y consulados de EE.UU. en el mundo, así como con el testimonio de funcionarios de otros gobiernos, organizaciones no gubernamentales, periodistas, académicos y activistas.

Price recordó que el documento incluye 198 países, así que “no era una sorpresa” que España estuviera entre ellos.

“En lo que se refiere a los temas que usted menciona sobre España en el informe, para nosotros, dentro de nuestro propio compromiso diplomático, es una prioridad asegurarnos de que tenemos un enfoque adecuado para la libertad de prensa y la libertad de expresión”, manifestó el portavoz.

Y añadió: “Continuaremos trabajando con nuestros socios internacionales en foros bilaterales y multilaterales para fomentar un apoyo fuerte y sostenido a la libertad de los medios de comunicación y libertad de expresión en todo el mundo”.

Por último, recordó que el presidente estadounidense, Joe Biden, quiere hacer de los derechos humanos el eje principal de su política exterior y, por ello, considera que el respeto a la libertad de expresión, incluida la libertad de prensa, es un “componente esencial de las democracias vibrantes”.

“Una prensa libre y profesional es vital y es una institución fundamental que sirve de base para las democracias prósperas, ya sea en Norteamérica, Asia, Europa, África y alrededor del mundo”, subrayó Price.

El informe publicado este martes por el Departamento de Estado incluía un capítulo sobre España en el que se recogieron las quejas de organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF), aunque no se expresaba una opinión específica sobre la actuación de Sánchez.

En concreto, el Departamento de Estado recogió comentarios críticos con la prensa de Sánchez, del hasta ahora vicepresidente Pablo Iglesias y de Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Unidas Podemos, así como quejas de RSF sobre Vox, partido al que acusó de haber provocado ataques verbales y físicos contra periodistas.

En reacción al informe, el PP y su líder, Pablo Casado, han pedido al Gobierno que rectifique su “deriva” de “ataques” a la prensa y no dañe la imagen del país; mientras que la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, ha considerado que el informe es el “último coletazo de (Donald) Trump”.

El documento, relativo a 2020, sirve de guía al Congreso estadounidense a la hora de determinar la ayuda exterior que se concede cada año.

El informe anual examina el comportamiento de los Gobiernos de todo el mundo respecto a los derechos humanos, aunque no el de EE.UU., donde grupos como Amnistía Internacional denunciaron un aumento de las violaciones de los derechos de minorías y migrantes bajo el Gobierno de Donald Trump (2017-2021).