EE.UU. reconoce su preocupación por el avance de los talibanes en Afganistán

0
9
591854

AFGANISTÁN

Washington, 12 jul (EFE News).- El Departamento de Defensa reconoció este lunes que hay preocupación por el continuo avance de los talibanes en el control de numerosos distritos de Afganistán a medida que las tropas norteamericanas completan su retirada del país.

En una rueda de prensa en el Pentágono, el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, aseguró que EE.UU. está inquieto por la perspectiva de que “el progreso social, económico y político que se ha logrado en Afganistán durante los últimos 20 años pueda verse perjudicado o puesto en peligro por el avance de los talibanes”.

La formación insurgente ha capturado ya 117 de los 407 distritos afganos, y afirma que controla el 85 % del país, según medios de Afganistán, unas cifras que EE.UU. ha evitado confirmar.

“No ignoramos las amenazas que se plantean en ese sentido”, dijo Kirby, que recordó que el presidente estadounidense, Joe Biden, “ha dejado claro” que EE.UU. mantendrá una presencia diplomática en Kabul para que Washington pueda seguir apoyando a Afganistán.

Es por eso que el portavoz del Pentágono argumentó que ambos países continuarán teniendo una relación bilateral, aunque no será la misma tras la retirada de una guerra que ha durado dos décadas.

Precisamente este lunes, las fuerzas estadounidenses en Afganistán transfirieron en un acto oficial el mando de la misión afgana al Comando Central de los Estados Unidos, marcando el fin de una era.

El general estadounidense Austin Scott Miller, que dirigió las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán desde 2018, cesó sus funciones hoy en una ceremonia oficial y entregó el mando de las tropas restantes al general de infantería de marina Kenneth McKenzie.

Sobre este cambio de mando, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, señaló este lunes en Twitter que no se trata del fin de la misión, sino de “un paso más” hacia el repliegue.

Los talibanes comenzaron la virulenta ofensiva el pasado 1 de mayo, cuando Estados Unidos y la OTAN iniciaron el proceso de retirada de tropas internacionales tras dos décadas de conflicto.

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó el jueves que el repliegue será completado antes del próximo 31 de agosto, frente a la fecha límite inicialmente prevista del 11 de septiembre.

Según el Pentágono, la retirada ya se ha completado “en más de un 90 %”, y varios medios han revelado que los que quedan en Afganistán son unos 650 soldados estadounidenses, aproximadamente los mismos que permanecerán en el país a partir de septiembre.