Biden ve “daños mínimos” en empresas de EE.UU. tras ciberataque a Kaseya

0
8
585253

CIBERATAQUE

Washington, 6 jul (EFE News).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este martes que el ciberataque de este fin de semana contra la firma tecnológica estadounidense Kaseya parece haber causado pocos daños en las compañías de su país, pero no dio detalles sobre su posible respuesta a lo ocurrido.

“Parece que ha causado daños mínimos a los negocios estadounidenses, pero todavía estamos recabando información”, dijo Biden a los periodistas durante un acto en la Casa Blanca, horas después de recibir información detallada sobre lo sucedido.

“Siento que vamos a tener la capacidad de poder responder” al ciberataque, añadió Biden, sin dar más detalles.

Las agencias de inteligencia estadounidenses no han determinado por ahora la responsabilidad del ciberataque, que afectó a más de 1.500 empresas en todo el mundo.

La intrusión se produjo este sábado a través de Kaseya, una empresa de software con sede en Miami (Florida), que brinda servicios a más de 40.000 organizaciones en todo el mundo.

El grupo REvil, de origen ruso y a quien los expertos apuntan como responsable, ha solicitado una recompensa de 70 millones de dólares para permitir que las corporaciones afectadas puedan retomar las operaciones, informaron este martes los medios estadounidenses.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró este martes que REvil “opera desde Rusia con filiales en todo el mundo”, y subrayó que EE.UU. ha sido “claro” en sus conversaciones con el Gobierno ruso, al que acusa de no responder de forma contundente a los ciberataques contra sus compañías.

“Si el Gobierno ruso no puede o no quiere tomar medidas contra los actores criminales que residen en Rusia, nosotros lo haremos, o al menos nos reservamos el derecho de tomar medidas por nuestra cuenta”, advirtió Psaki durante su rueda de prensa diaria.

Biden tiene previsto reunirse este miércoles con responsables de los departamentos de Estado, Justicia y Seguridad Nacional, además de congresistas, “para hablar sobre el ‘ransomware’ y los esfuerzos estratégicos para contrarrestarlo”, adelantó la portavoz.

El ciberataque de Kaseya se produce después de los sufridos en los últimos meses en EE.UU. como el de Colonial, la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, y JBS, el procesador de carne más grande del mundo, que fueron víctimas de operaciones similares por piratas informáticos.

En el caso del ciberataque de Kaseya, el FBI ha alentado a las empresas afectadas a denunciar si han sido objeto del ataque con ransomware (un programa que secuestra los datos del usuario a cambio de un pago para liberarlos) y a seguir las recomendaciones de la firma afectada.

585253