EE.UU. dice que Irán no debería hacerse ilusiones de socavar relación con O.Medio

0
3
740798

GOLFO PÉRSICO SEGURIDAD

Manama, 20 nov (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, afirmó este sábado en el Diálogo de Manama, un foro anual en Baréin, que Irán no debería hacerse “ilusiones” de que puede socavar su “sólida” relación con los países de Oriente Medio y advirtió que se defenderán de sus ataques.

“Irán no debería hacerse ilusiones de que puede socavar nuestras sólidas relaciones en la región. Y nos defenderemos, defenderemos a nuestros amigos y nuestros intereses”, aseguró Austin, y añadió que “más de allá de su programa nuclear”, Irán presenta “serios desafíos de seguridad”.

Austin hizo hincapié en la “proliferación de vehículos aéreos no tripulados de ataque de Irán”, que suponen “una amenaza constante para las tropas estadounidenses”, en alusión a las continuas acciones en Irak, donde milicias respaldadas por Teherán lanzan ataques contra instalaciones de los norteamericanos.

Adelantó que “es probable” que los ataques con drones de Irán “ocupen un lugar destacado en los conflictos del futuro”, por lo que instó a sus socios en la región a “trabajar juntos para compartir información y apoyar las defensas aéreas regionales”.

Otro de los países que se enfrentan a los constantes ataques con drones es Arabia Saudí, ya que los rebeldes chiíes hutíes, también respaldados por Irán, lanzan de manera habitual acciones contra el territorio saudí dañando instalaciones vitales, sobre todo en el sur del reino fronterizo con el Yemen.

“Estamos uniendo a la región para hacer frente a la amenaza de los aviones no tripulados”, destacó Austin en su discurso en el 17 Diálogo de Manama, organizado por el Gobierno bareiní y el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), con sede en Londres.

Igualmente subrayó en el foro, que se prolonga hasta mañana, domingo, que los vecinos de Irán “están intentando” mejorar las relaciones, algo que EE.UU. apoya.

Desde el pasado abril, los archienemigos Irán y Arabia Saudí, considerados las potencias chií y suní de Oriente Medio, respectivamente, iniciaron una serie de conversaciones en secreto en Irak, país que se ha posicionado como el mediador entre estas dos naciones que se disputan la hegemonía regional y apoyan a bandos rivales en conflictos en la zona.

Arabia Saudí ha acusado repetidamente a Irán de promocionar el “terrorismo” en Oriente Medio mediante el apoyo de los hutíes en el Yemen o del grupo chií libanés Hizbulá.