EE.UU. cuestiona la “seriedad” de Irán en las negociaciones nucleares

0
7
484720

IRÁN NUCLEAR

Washington, 13 abr (EFE).- Estados Unidos rechazó este martes el “provocativo” anuncio de Irán de que empezará a enriquecer uranio a una pureza del 60 %, y dijo que eso pone en duda la “seriedad” de Teherán en las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, pidió, durante su rueda de prensa diaria, que todos los países que negociaron con Irán el acuerdo nuclear se sumen a Estados Unidos y rechacen su “anuncio provocativo” de que planea empezar a enriquecer uranio al 60 %.

“Esta medida pone en duda la seriedad de Irán en cuanto a las conversaciones nucleares y subraya la necesidad de volver a un cumplimiento mutuo” del pacto nuclear por parte tanto de Washington como de Teherán, añadió Psaki.

La portavoz afirmó que Estados Unidos quiere volver a formar parte del acuerdo nuclear de 2015, del que se retiró en 2018, y la semana pasada se implicó en Viena en lo que percibió como “un diálogo constructivo” con Irán, aunque fuera indirecto.

Agregó que la Casa Blanca todavía espera que las conversaciones nucleares se retomen este miércoles como estaba previsto, porque no ha recibido avisos de “ningún cambio en la asistencia” a esas reuniones.

“Estamos muy preocupados por este anuncio provocativo, pero nuestro objetivo sigue siendo completar el proceso diplomático, que esperamos que se reanude en Viena esta semana”, concluyó Psaki.

El anuncio de Teherán es una reacción al sabotaje a la planta de enriquecimiento de uranio iraní de Natanz, del que las autoridades iraníes culpan a Israel, un firme detractor del acuerdo nuclear suscrito por Irán, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania.

Estados Unidos aseguró el lunes que no “estuvo implicado de ninguna manera” en el apagón en Natanz, pero no quiso hacer ningún comentario sobre la posible responsabilidad de su aliado, Israel.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, dijo este martes que “los estadounidenses deben saber que ni las sanciones ni los actos de sabotaje son buenas herramientas para negociar”, y advirtió de que el proceso se volvería “más difícil” a raíz de lo ocurrido.

Según el pacto de 2015, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés, Irán tiene prohibido enriquecer uranio a más del 3,67 %, aunque ese límite ya fue superado hasta alcanzar el 20 % en enero pasado, y tampoco puede usar centrifugadoras avanzadas.

La pureza del 60 % no se justifica salvo para fines militares, y se aproxima al 90 % necesario para producir una bomba atómica.