EE.UU. crece un 2,3% en 2019, la menor tasa en la presidencia de Trump

0
10
196183

EEUU ECONOMÍA

Washington, 30 ene (EFE News).- La economía de Estados Unidos registró un crecimiento económico del 2,3 % el pasado año, por debajo del 2,9 % de 2018, lo que supone el menor ritmo desde la llegada del presidente estadounidense, Donald Trump, a la Casa Blanca a comienzos de 2017, informó este jueves el Gobierno.

Los datos divulgados por el Departamento de Comercio, en la primera de sus tres estimaciones, indican que la actividad económica estadounidense creció a un ritmo anual del 2,1 % en el último trimestre del año.

Con estos datos, se confirma la progresiva desaceleración económica en EE.UU., la primera economía mundial, que comenzó el año con una tasa anual de expansión por encima del 3 %.

Trump había prometido un crecimiento sostenido por encima del 3% al llegar a la Casa Blanca en 2017, para lo cual impulsó una agresiva reforma fiscal que incluyó notables recortes de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores.

Sin embargo, por el momento no ha logrado este repunte: en 2017 y 2018 la expansión económica de EE.UU. fue de 2,9 %.

Para 2020, los analistas consideran que la tendencia de moderación proseguirá, con una expansión del 2 % anual.

El gasto de los consumidores, que supone dos tercios de la actividad económica, registró en el cuarto trimestre del año pasado un alza del 1,8 %, un notable descenso respecto al 4,6 % previo.

Por su lado, la reducción del déficit comercial, con un aumento de las exportaciones del 1,4% y una caída de las importaciones del 8,4% en el último trimestre del año, contribuyó a la expansión.

Trump, quien llegó a la Casa Blanca con un agresivo mensaje de proteccionismo comercial, ha cosechado recientemente dos éxitos en este frente con la aprobación del nuevo Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) con México y Canadá; y la “primera fase” de su pacto con China, con el que se logró una tregua en la guerra comercial con Pekín.

“El argumento para un sorpresa al alza en el crecimiento en 2020 se basa en gran medida en una renovada inversión empresarial tras el acuerdo con China”, indicó Eric Winograd, de la firma de gestión de inversiones AllianceBernstein.

En este sentido, Winograd destacó que “el mayor impacto de la guerra comercial se ha visto ahí: la inversión empresarial ha sido terriblemente decepcionante el pasado año, dada la estabilidad económica general”.

Este miércoles, la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. decidió mantener sin cambios los tipos de interés en el rango de entre el 1,75 % y el 1,5 %, y mostró un “cauto optimismo” ante las perspectivas económicas.

“El comité considera que la actual posición de política monetaria es apropiada para respaldar la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones en el mercado laboral y que la inflación regrese al objetivo simétrico del 2%”, señaló el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) de la Fed en su comunicado.

El mercado laboral continúa mostrando buena salud y cerró el pasado mes con una tasa de desempleo del 3,5 %, en niveles mínimos de los últimos cincuenta años.

Trump ha continuado señalando a la política monetaria del banco central como un freno a la expansión, al insistir en que debe rebajar el precio del dinero “a cero o menos” para espolear la actividad económica.

Este mismo martes, el mandatario advirtió otra vez a la Fed a que “despierte y baje los tipos para ser competitivos con otros países que pagan muchos menos intereses”

“No hay apenas inflación ¡es el momento (dos años tarde)!”, recalcó Trump.

El próximo encuentro del banco central estadounidense tendrá lugar el 17 y 18 de marzo.