EE.UU. condena el presunto intento de Irán de secuestrar a una periodista

0
17
594119

EEUU IRÁN

Washington, 14 jul (EFE).- La Casa Blanca condenó “categóricamente” este miércoles el presunto intento de secuestro que sufrió en EE.UU. la periodista estadounidense-iraní Masih Alinejad por parte de agentes secretos de Teherán.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, condenó “categóricamente el presunto complot peligroso y despreciable de Irán para secuestrar a una ciudadana estadounidense en suelo de Estados Unidos”.

El Departamento de Justicia estadounidense anunció el martes la imputación de cuatro “agentes de la inteligencia iraní”, a los que acusó de querer secuestrar a Alinejad, una periodista de 44 años y militante feminista en el origen del movimiento contra el velo en Irán.

Según las pesquisas de la Justicia de EE.UU., los “cuatro los acusados monitorearon y planearon secuestrar a una ciudadana estadounidense de origen iraní que había sido crítica con la autocracia del régimen”.

“Querían llevarse a la fuerza a la víctima a Irán, donde su destino habría sido incierto en el mejor de los casos”, agregó la fiscal federal de Manhattan (Nueva York, EE.UU.), Audrey Strauss, en un comunicado.

Por su parte, Irán ha negado todas las acusaciones.

A pesar de la presión del Departamento de Justicia, Psaki aseguró que ese roce no ha afectado la voluntad de Estados Unidos de continuar en las negociaciones en las que participa de forma indirecta en Viena, y que tienen como objetivo salvar el pacto nuclear con Irán de 2015, del que Washington se retiró en 2018.

“Seguimos considerando que está en nuestro interés nacional mantenernos en las conversaciones para tener una mayor visibilidad del camino de Irán para conseguir armas nucleares, así que seguiremos con esas conversaciones y con la vía diplomática”, añadió Psaki.

En la misma línea se expresó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, que cargó contra el intento de secuestro y dijo que EE.UU. “continuará con sus esfuerzos para restringir el programa nuclear de Irán”.

Alinejad, que abandonó Irán de manera definitiva en 2009, explicó en una entrevista con la cadena estadounidense CNN que hace ocho meses recibió la visita de varios agentes del FBI, que le recomendaron abandonar su domicilio y no viajar al extranjero por riesgo de ser secuestrada.