Washington.- Estados Unidos, Reino Unido y Francia lanzaron el 13 de abril una ofensiva conjunta contra posiciones de Bachar al Asad como represalia por un presunto ataque químico del que culpan al Gobierno sirio.

“Hace un momento, he ordenado a las Fuerzas Armadas de EE.UU. lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados a las capacidades de armamento químico del dictador sirio, Bachar al Asad”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, en una comparecencia desde la Casa Blanca.

“Una operación conjunta con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido está en marcha en estos momentos”, dijo minutos después de las 9 de la noche.

Washington y sus aliados europeos perpetraron tres ataques en los que destruyeron instalaciones asociadas al programa de armamento químico de Damasco a través de ataques aéreos y de misiles proyectados desde buques en el Mediterráneo de los tres países.

Leave a Reply