EE.UU. acogerá a los intérpretes afganos y sus familias en una base militar

0
7
598828

AFGANISTÁN CONFLICTO

Washington (EE.UU.), 19 jul (EFE).- El Gobierno estadounidense acogerá temporalmente en una base militar de Virginia a los primeros ciudadanos de Afganistán llegados de ese país que trabajaron para el Ejército -en su mayoría traductores- y que han pedido asilo junto a sus familias.

Serán unas 2.500 personas que serán ubicadas en un principio en el base de Fort Lee, en el estado de Virginia, mientras terminan los trámites sus visados especiales.

El Departamento de Estado y el Pentágono no han confirmado la fecha en la que comenzará la evacuación de Afganistán de los solicitantes y de sus familias, en su mayoría traductores o contratistas de las tropas estadounidenses y cuya vida corre peligro tras la retirada del ejército estadounidense.

El portavoz del pentágono, John Kirby, avanzó que se están estudiando otras ubicaciones y aseguró que las familias permanecerán pocos días en la base militar, ya que la solicitud para obtener el visado especial se encuentra en sus últimas fases.

Decenas de miles de afganos han trabajado para EE.UU., la OTAN o las embajadas occidentales en Afganistán durante las dos últimas décadas.

El grupo que llegará al país norteamericano es una pequeña porción de los casi 20.000 afganos que han mostrado su intención de solicitar la visa, especialmente tras el avance de los talibanes.

Poco después de su llegada, una vez que se complete el requisito de chequeo médico, “su estado migratorio se ajustará” para que puedan recibir los beneficios de los refugiados, dijo a los periodistas Ned Price, portavoz del Departamento de Estado.

Representantes de los dos partidos del Congreso ya han urgido con anterioridad al presidente, Joe Biden, para que ofrezca con rapidez asentamiento en territorio estadounidense a todos los que han colaborado con las tropas, ya que el proceso burocrático suele alargarse varios meses.

La urgencia por la evacuación coincide con la última fase de retirada de las fuerzas estadounidenses, un movimiento que dio a los talibanes una ventaja en el campo de batalla contra las fuerzas afganas.

Desde el pasado el 1 de mayo, cuando las fuerzas estadounidenses y de la OTAN iniciaron su proceso de retirada, los talibanes han logrado rápidos avances territoriales y capturado más de 130 distritos afganos en todo el país, particularmente en el norte de Afganistán.

Por su parte, EE.UU. instó este lunes a los talibanes a seguir las negociaciones con el Gobierno afgano y mantener su compromiso de proteger a la población civil y la infraestructura del país.

Price afirmó en un comunicado que Estados Unidos da el beneplácito al encuentro que el Gobierno de Kabul y los talibanes mantuvieron en Doha este fin de semana, en el que solo lograron acordar la necesidad de proseguir con las conversaciones.