Ecuador y sus cuatro pruebas de fuego para llegar a Catar

0
3
795221

FÚTBOL CATAR 2022

Guayaquil, 13 ene (EFE).- A pocas jornadas de que concluyan las eliminatorias sudamericanas, la selección ecuatoriana debe sortear cuatro pruebas de fuego ante Brasil, Perú, Paraguay y Argentina para cosechar los cuatro puntos que le permitan llegar al Mundial de Catar 2022.

Catorce días restan para la primera prueba ante el líder absoluto y primer clasificado a la copa del Mundo, Brasil, y la mayoría de los seleccionados se encuentran en plena pretemporada, desconectados del ritmo de competición y otros vinculándose recién a nuevos equipos.

Sin embargo, el seleccionador ecuatoriano, el argentino Gustavo Alfaro, y sus jugadores, han dado muestras de una gran capacidad para salir adelante frente a cualquier adversidad del equipo, que arrancó y se mantiene en la zona de clasificación, con 23 puntos.

Entre las novedades frente a Brasil el goleador histórico del equipo, con 33 tantos, Enner Valencia, se ha recuperado de una lesión, pero echará de menos al defensa Byron Castillo que está suspendido, mientras que el Jeremy Sarmiento enfrenta una lesión.

Contra Brasil cualquier cosa puede suceder en Quito, desde que el equipo de Tite ratifique su jerarquía o que los intrépidos integrantes del cuadro local muestren nuevamente el nivel que tuvieron en casa frente a Uruguay (4-2) y Colombia (6-1), y en los enfrentamientos de visitante ante colombianos, con un empate a cero, y chilenos (0-2).

Destacar que, desde los primeros partidos de las eliminatorias en 2020, Alfaro y su equipo sortearon las dificultades y mostraron solvencia en el continente como un equipo que se ha ido armando y respondiendo sobre la marcha a cualquier desafío.

En 2021, el técnico tricolor y los directivos de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) cometieron errores como creer que con cualquier jugador se ganaba partidos y perdieron ante Perú (1-2) y empataron (0-0) contra Chile, en Quito, además de ceder ante Venezuela por 1 a 2 en Caracas.

Esas lecciones le dejaron en claro a Alfaro y a los directivos, que el fútbol es para jugarlo, pero que con el fútbol no se juega.

La historia de enfrentamientos entre ecuatorianos y brasileños es completamente favorable para los visitantes del próximo 27 de enero, pero como toda regla tiene su excepción, Ecuador ya sabe cómo ganarle en Quito.

Para fortalecer también aquello de que no hay imposibles, en el último partido del año pasado ganaron en forma histórica por 0-2 a Chile, con destacada actuación de sus juveniles, que alimentan la esperanza de una buena actuación ante Brasil, para luego de inmediato pensar en el partido ante Perú en Lima.

Mientras Brasil dio este jueves la lista de sus convocados, de la de Ecuador no se sabe nada, pues Alfaro suele guardarse la convocatoria hasta el último momento.

Tampoco existe ansiedad porque, con seguridad, el técnico tiene definida la nómina y los combinados que se enfrentarán a Brasil en la capital ecuatoriana y cinco días después a Perú, en Lima.