Filadelfia.- El mariscal de campo Nick Foles, quien como  reserva mostró su mejor versión en el partido decisivo de la final de la Conferencia Nacional (NFC),  guió a los Eagles de Filadelfia a la victoria aplastante de 38-7 frente a los Vikings de Minnesota.

MCX08. Foxborough (United States), 22/01/2018.- New England Patriots quarterback Tom Brady holds up the Lamar Hunt Trophy after defeating the Jacksonville Jaguars in the AFC Championship game at Gillette Stadium in Foxborough, Massachusetts, USA, 21 January 2018. The Patriots will go on to face either the Philadelphia Eagles or the Minnesota Vikings in Super Bowl XLII in Minneapolis, Minnesota on 04 February 2018. (Disturbios, Filadelfia, Estados Unidos) EFE/EPA/JOHN CETRINO

Foles, que había sido cuestionado por su inconsistencia en los partidos anteriores, como sustituto del estelar Carson Wentz, esta vez brilló de manera especial en la dirección del ataque imparable de los Eagles al dar tres pases de anotación que fueron decisivos para que el equipo de Filadelfia llegue al Super Bowl LII.

La victoria permite a los Eagles ganar el título de la NFC, donde fueron durante toda la temporada los mejores, y les da derecho a disputar el partido de Super Bowl contra los campeones de la Conferencia Americana (AFC), los Patriots de Nueva Inglaterra, el próximo 4 de febrero, en Minneapolis, en el campo de los Vikings.

Para los Eagles será su tercera aparición en un Super Bowl y la primera desde el 2005, cuando se enfrentaron precisamente a los Patriots y perdieron 21-24 en partido celebrado en Jacksonville (Florida), con el legendario mariscal de campo Tom Brady de verdugo.

Leave a Reply