Duque se fija como meta la erradicación de 100.000 hectáreas de coca en 2022

0
14
785527

COLOMBIA DROGAS

Bogotá, 3 ene (EFE).- Erradicar manualmente 100.000 hectáreas de coca y garantizar la tranquilidad en las elecciones legislativas y presidenciales son algunas de las principales metas trazadas para este año por el presidente colombiano, Iván Duque.

“Avanzaremos hacia la erradicación manual, una vez más. Como mínimo, nos estaremos fijando la meta de 100.000 hectáreas erradicadas”, dijo Duque al concluir una reunión de revisión estratégica del sector de Defensa, que tuvo lugar en Cartagena de Indias, en la que definió nueve prioridades del Gobierno en seguridad y orden público para este año.

Según el Gobierno, el año pasado fueron erradicadas 103.100 hectáreas de coca y la cifra asciende a más de 350.000 en los tres años y casi cinco meses de Gobierno de Duque.

El informe anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, sigla en inglés), presentado el año pasado en Bogotá, mostró que los cultivos de coca en Colombia se redujeron en 2020 a 143.000 hectáreas, un 7 % menos que el área sembrada en 2019.

SEGURIDAD EN ELECCIONES

El jefe de Estado resaltó además el compromiso de los organismos de seguridad para sacar adelante el Plan Democracia y “garantizar que el proceso electoral de Congreso y de Presidencia de la República, de este año, tenga todas las garantías de seguridad”.

Colombia celebrará el 13 de marzo las elecciones legislativas y el 29 de mayo la primera vuelta para escoger al sucesor de Duque a la Presidencia.

Por otro lado, al hacer referencia a los casos de homicidios, el gobernante colombiano explicó que la meta es reducir este delito en un “10 %, como mínimo, en relación con el año inmediatamente anterior”.

Duque aseguró además que se va a mantener la “tendencia de reducción histórica en materia de secuestros, hasta ir eliminando ese delito”.

COMBATE A LOS “SÍMBOLOS DEL MAL”

Otro de los objetivos para este año es seguir “enfrentando a todos los símbolos del mal y a todos los cabecillas de las organizaciones criminales”, añadió el presidente.

Indicó también que fortalecerá la judicialización de “vándalos y terroristas” que con sus acciones delictivas buscan “intimidar a las comunidades en las ciudades del país”.

“No habrá ningún lugar del territorio donde se consoliden territorios comanches o territorios de nadie, en los que se amenace el convivir de la ciudadanía”, expresó.

Aseguró, igualmente que el Gobierno continuará extraditando criminales empezando por el jefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, capturado en octubre pasado en el noroeste del país, y solicitado por la justicia de Estados Unidos por narcotráfico.

Recordó que el año pasado su Gobierno extraditó a más de 257 personas y que lo seguirá haciendo.

Por último, Duque indicó que se dará inicio al Plan 1.000 contra el microtráfico, una estrategia que busca destruir lugares de venta de drogas ilegales.

“Vamos a liberar espacios escolares y vamos a hacer esas intervenciones en todos los municipios y ciudades del país”, afirmó.