Dos policías despedidos por excesivo uso de fuerza demandan a alcaldesa

0
25
224417

VIOLENCIA

Atlanta (GA), 9 jun (EFE News).- Los dos agentes de la Policía de Atlanta, en Georgia, que fueron despedidos por un presunto uso desproporcionado de fuerza contra dos estudiantes en medio de las protestas por la muerte de George Floyd han interpuesto una demanda y reclaman su reincorporación a la dependencia.

Mark Gardner y Ivory Streeter aseguran que fueron despedidos sin que se llevara a cabo una investigación adecuada y sin ningún tipo de aviso o audiencia, de acuerdo a la demanda a la que Efe tuvo acceso este martes e interpuesta contra la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, y la jefa del departamento de policía local, Erika Shields.

Los ahora exoficiales “sufrieron daños irreparables en su reputación personal y profesional como resultado de su despido ilegal”, alega el escrito remitido a una corte el lunes.

Bottoms anunció el despido de los agentes tras revisar los videos del incidente, ocurrido el pasado 30 de mayo, grabado por canales locales y por las mismas cámaras corporales de los oficiales involucrados.

A los dos estudiantes, Taniyah Pilgrim, de 20 años, y Messiah Young, de 22, los oficiales que participaron en su detención les dispararon con pistolas eléctricas y luego sacaron por la fuerza del auto en el que viajaban durante una protesta por la muerte del afroamericano George Floyd.

Días después, las autoridades presentaron cargos contra Gardner y Streeter, que enfrentan cargos que van desde asalto agravado y daños a la propiedad, hasta agresión agravada. Los otros agentes han sido puestos en labores administrativas.

Uno de los videos divulgados muestra cómo los agentes destrozan la ventana del conductor, abren a la fuerza su puerta y la del copiloto y disparan a la pareja con pistolas eléctricas antes de sacarlos del coche.

Los hechos ocurrieron el último fin de semana de mayo, cuando se intensificaron las protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis (Minnesota) a manos de un agente de raza blanca y se declaró estado de sitio con el fin de evitar confrontaciones violentas y saqueos en el centro de la ciudad.

En la demanda, en la que los exoficiales alegan que se les negó el debido proceso, estos piden también que se les pague sus salarios y beneficios.

Leave a Reply