Dorian da paso a Gabrielle y dos depresiones tropicales en el Atlántico

0
51
165870

HURACANES ATLÁNTICO

Miami, 9 sep (EFEUSA).- El huracán Dorian, que arrasó la semana pasada con varias islas de Bahamas, se desvanece poco a poco en el Atlántico canadiense tras 16 días en los que atravesó el Caribe y la costa este de EE.UU. y Canadá, dejando muerte y destrucción, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), de EE.UU..

El centro del ahora ciclón “post-tropical” continuará moviéndose por el Atlántico este martes, sin embargo, el NHC ya no emitirá más reportes sobre este ciclón, el segundo de la temporada atlántica, después de Barry.

Dorian pasará a la historia como uno de los más devastadores para Bahamas, donde tocó tierra el pasado 1 de septiembre con categoría 5, la mayor en la escala Saffir-Simpson y ocasionó la muerte de al menos 44 personas, según datos preliminares.

También llegó a tierra en Carolina del Norte (Estados Unidos) y en la provincia de Nueva Escocia (Canadá), donde sus vientos huracanados ocasionaron el desplome de una grúa sobre un edificio en construcción.

El ciclón se considera uno de los de mayor duración desde que se comenzó a formar el pasado 24 de agosto y, hasta ahora, el que ha causado más pérdidas humanas durante esta temporada.

Entre tanto, la tormenta tropical Gabrielle mantiene su presencia en el centro del Atlántico, lo mismo que dos depresiones tropicales, durante el pico de la actual temporada de huracanes, en la que se prevén de 10 a 17 tormentas tropicales con nombre.

Aunque el NHC pronostica su debilitamiento este martes, Gabrielle se mueve por ahora hacia el noreste a 18 millas por hora (30 km/h) con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 km-h) y a unas 1.095 millas (1.765 km) al oeste de las islas Azores.

En lo que va de la actual temporada de huracanes, que comenzó en junio pasado y termina en noviembre, se han registrado las tormentas tropicales Chantal, Erin, Fernand, Barry, Dorian y Gabrielle, y la tormenta subtropical Andrea, en mayo pasado.

Barry se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana, donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa, y Dorian en agosto.

Esta temporada atlántica se esperan de 10 a 17 tormentas tropicales con nombre, es decir con vientos superiores a 39 millas por hora o más (63 km/h), y de ellas de 5 a 9 huracanes, con vientos de 74 millas por hora o más (120 km/h), según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA).

Se trata de una temporada con un 45 % de probabilidades de una actividad “por encima de lo normal”, que es de 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 importantes.

SHARE

Leave a Reply