Domínguez dice que en manos de la Conmebol el superclásico se hubiera jugado

0
6
657918

FÚTBOL CATAR 2022

Montevideo, 9 sep (EFE).- El superclásico entre Brasil y Argentina se hubiera jugado hasta el final si las eliminatorias del Mundial fueran organizadas por la Conmebol y pues los problemas que motivaron la suspensión del partido se habrían resuelto antes o después, afirmó este jueves el presidente Alejandro Domínguez.

“Soy de la idea de que los partidos se tienen que jugar en la cancha. Si era Conmebol, le aseguro que se terminaba en la cancha. Estoy convencido de que los resultados deportivos se tienen que dar dentro del campo de juego”, enfatizó el directivo paraguayo durante una conferencia de prensa en Montevideo.

Domínguez recordó que la Conmebol no tiene “nada que ver” con la organización de las eliminatorias, ya que corresponden a la FIFA.

Y reiteró que las irregularidades de ingreso a Brasil de cuatro jugadores argentinos que las autoridades sanitarias del primer país pretendieron zanjar durante el partido del domingo en Sao Paulo, a su juicio, se tuvieron que haber discutido antes o después.

El encuentro del domingo pasado entre las selecciones de Brasil y Argentina quedó suspendido a los 6 minutos tras el ingreso en la cancha de agentes de la agencia sanitaria Anvisa y de la Policía Federal en busca de cuatro jugadores argentinos de clubes ingleses que no manifestaron en los documentos de ingreso que habían estado en el Reino Unido en los últimos catorce días.

Las autoridades sanitarias brasileñas se oponían a que se oponía a que los argentinos que juegan en la Liga Premier jugaran sin haber cumplido la cuarentena para ingresar en el país.

El árbitro venezolano Jesús Valenzuela y los comisarios de campo de la Conmebol suspendieron el encuentro correspondiente a la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas, en tanto que la FIFA investiga el caso para determinar responsables.

El presidente de la Conmebol asistió este jueves al acto que proclamó a la capital uruguaya como sede única de las finales de las copas Sudamericana y Libertadores.

Al acto asistieron también la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse y el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso.