Los Ángeles, CA.- Las esculturas que representan a un anciano encorvado, una joven desnuda y la cabeza de la Estatua de la Libertad son tres obras con reminiscencias latinas que sirven al artista Mark Strickland para “documentar el sufrimiento” que vive la población inmigrante.

“Las dificultades de mis amigos indocumentados me tocan hasta lo más profundo de mi alma y como soy artista todo ese sentir lo transformo en arte”, dijo Strickland desde su taller en Sierra Madre, al norte de la ciudad de Los Ángeles, donde da los últimos retoques a sus esculturas.

Esas nuevas obras, de títulos tentativos ‘Mater Dolorosa’, ‘Salto de fe’ y ‘Sacrificio del abuelo’, además de la pintura de grandes dimensiones ‘La situación de 12 millones de Inmigrantes’, son obras que se suman a otros 10 murales que ha hecho anteriormente sobre la inmigración.

Leave a Reply