Dixon alcanza los 375 kilómetros; Palou, quinto; O’Ward, sexto

0
3
531620

AUTOMOVILISMO INDYCAR: 500 MILLAS DE INDIANÁPOLIS

Indianápolis (EE.UU.), 21 may (EFE).- El piloto neozelandés Scott Dixon elevó el límite de velocidad del tradicional “Fast Friday” en el Indianapolis Motor Speedway, dando la vuelta más rápida de la semana, 375 kilómetros por hora, en el último día completo de entrenamientos antes del fin de semana de clasificación y pole de la 105 edición de las 500 Millas de Indianápolis.

Fue el segundo día de esta semana en el que el seis veces y actual campeón de la NTT INDYCAR SERIES, Dixon, encabezó las listas de velocidad, ya que también fue el más rápido el miércoles en el No. 9 PNC Bank Grow Up Great Honda.

La mejor vuelta del ganador de la Indy 500 2008, Dixon, vino con el beneficio de un apoyo aerodinámico que los pilotos no obtendrán en la calificación de un solo auto este fin de semana.

El estadounidense Colton Herta, y el brasileño Tony Kanaan, que el jueves había hecho el mejor tiempo, acabaron segundo y tercero, respectivamente.

Mientras que el sueco Marcus Ericsson fue cuarto, del equipo Chip Ganassi Racing, compañero del español Alex Palou, que acabó quinto, y el mexicano Pato O’Ward, con Arrow McLaren SP, fue sexto.

Otros dos pilotos latinoamericanos, el brasileño Helio Castroneves acabó vigésimo primero y el colombiano Juan Pablo Montoya, el vigésimo quinto, en un entrada de 35 corredores.

El ganador de la Indy 500 2016, el estadounidense Alexander Rossi, fue el piloto más rápido corriendo solo en el óvalo de 2.5 millas (4,02 kilómetros), lo que lo dejó como favorito para ganar el premio NTT P1 por la pole el domingo.

La mejor vuelta sin apoyo de Rossi del viernes fue de 231,598 mph (372,720 kilómetros) con el No. 27 NAPA AUTO PARTS / AutoNation Honda.

O’Ward fue tercero entre los no tuvieron apoyos con 231.510 mph (372,579 kilómetros) en el Chevrolet No. 5 Arrow McLaren SP.

Los entrenamientos del viernes fueron los primeros con niveles elevados de impulso en los turbocompresores del motor, lo que continuará hasta el sábado y domingo para la clasificación y la pole. El impulso adicional agregó entre 80 y 90 caballos de fuerza y aumentó las velocidades en 8 mph (12,874 kilómetros) desde el jueves.

La clasificación se lleva a cabo desde el mediodía del sábado con las posiciones 1-30 aseguradas, mientras que el domingo, se celebrará el Fast Nine Shootout que determinará el premio NTT P1 por la pole y el orden de las tres primeras filas. La clasificación de última oportunidad determinará cuáles tres de los cinco autos restantes completarán la salida para la carrera del 30 de mayo.