Director de la Agencia Sanitaria pide una rectificación a Bolsonaro tras sus ataques

0
6
790135

CORONAVIRUS BRASIL

Brasilia, 8 ene (EFE).- El director de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, Antonio Barra Torres, pidió este sábado una rectificación al presidente del país, Jair Bolsonaro, por poner en duda la honorabilidad del órgano tras aprobar la vacunación infantil contra la covid-19.

En una dura e inusual nota dirigida al líder ultraderechista, quien cuestiona la eficacia de las vacunas anticovid y se opone a la inmunización de los niños contra esa enfermedad, Barra Torres le invitó a llevar a la policía “el menor indicio de corrupción” que tenga sobre Anvisa.

“Ahora bien, si no posee tales informaciones o indicios, ejerza la grandeza que exige su cargo, y por el Dios que usted tanto cita, retráctese”, demandó el jefe de la máxima autoridad sanitaria del país suramericano.

La polémica surgió a partir de unas declaraciones que hizo Bolsonaro el jueves a un medio local, en las que puso en tela de juicio la neutralidad de Anvisa e insinuó que se guió por sus propios intereses al dar luz verde a la vacunación contra la covid-19 de los niños de entre 5 y 11 años de edad.

“¿Qué hay detrás de todo eso? ¿Cuál es el interés de Anvisa? ¿Cuál es el interés de aquellas personas taradas por la vacuna? ¿Es por su vida, por su salud?”, cuestionó el jefe de Estado, uno de los líderes mundiales más negocionistas sobre la gravedad de la pandemia.

La vacunación anticovid del público infantil fue autorizada por Anvisa el pasado 16 de diciembre con la fórmula de Pfizer, pero el Ministerio de Salud no incluyó a ese grupo poblacional en su plan de inmunización hasta el miércoles pasado por las resistencias de Bolsonaro a ello.

En su carta abierta, Barra Torres le recuerda al gobernante brasileño que están “combatiendo el mismo enemigo y que todavía hay mucha guerra por delante”.

“Revisar un discurso o acto incorrecto no lo disminuirá de ninguna manera. Al contrario”, sentenció.

El director de Anvisa destacó que, como “oficial general de la Marina”, sirvió a Brasil durante 32 años y que siempre ha guiado su vida personal con “austeridad y honor”.

“Moriré sin conocer la riqueza, señor presidente, pero moriré digno. Nunca me apropié de aquello que no era mío y no pretendo hacerlo al frente de Anvisa”, aseveró.