La Justicia chilena ordena tomar declaración a constituyente tras un escándalo

0
6
654950

CHILE CONSTITUCIÓN

Santiago de Chile, 7 sep (EFE).- La Fiscalía de Chile ordenó este martes ubicar y tomar declaración en calidad de imputado al constituyente Rodrigo Rojas Vade, conocido por participar de las protestas de octubre de 2019 y que el sábado pasado confesó haber fingido tener cáncer.

La diligencia se da en el marco de la investigación abierta luego de que la propia Convención Constitucional que está redactando la nueva Carta Magna para el país presentara los antecedentes ante el Ministerio Público por eventuales delitos.

Según el texto acusatorio, Rojas habría podido incurrir en delito al mentir en la declaración de intereses y patrimonio que se exige a los constituyentes al haber afirmado tener una deuda de 27 millones de pesos (sobre 35.000 dólares) por el financiamiento de un tratamiento contra el cáncer.

La presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncon, y su vicepresidente, Jaime Bassa, agradecieron esta jornada en una declaración a la prensa que la Fiscalía haya tomado el caso después de su denuncia.

Según publicó el medio chileno La Tercera, tanto Loncon como Bassa habrían sido requeridos como testigos del caso, aunque ambos señalaron esta tarde que hasta el momento no han sido notificados por parte de la Fiscalía.

“Manifestamos nuestra entera disposición para colaborar por el proceso”, señaló Loncón.

Por su parte, Bassa expresó que para la indagación judicial tendrán “la mejor disposición de colaborar para esclarecer los antecedentes y darle tranquilidad a la ciudadanía, no van a haber defensas corporativas”.

Asimismo, recordó que, a la par, la propia Convención Constitucional cursa una investigación interna sobre Rojas vinculada a la Comisión de Ética del espacio.

Rojas, que a la fecha mantiene paradero desconocido y ha estado en contacto con algunos delegados constitucionales, renunció el pasado domingo a su cargo en la mesa directiva ampliada del órgano.

El “Pelao Vade”, como se hizo conocido durante las manifestaciones de 2019, reconoció en una entrevista que en realidad no padecía cáncer, enfermedad sobre la que articuló su discurso de campaña política.

En su confesión pública, además, aclaró que sufre de otra patología sobre la que existe un “gran estigma” social.

El hecho se suma a la ya profunda crisis que se desarrolla en el seno de la Lista del Pueblo (de la que Rojas fue fundador), un grupo de independientes que emergió de las protestas y cuyo éxito en las constituyentes del pasado mayo, en las que fueron la tercera fuerza más votada, se interpretó como un rechazo a los partidos tradicionales de la transición.

Diversos sectores se sumaron a las críticas en redes sociales y medios de comunicación, llegando incluso a exigir su salida del órgano constitucional a cargo de redactar una nueva Carta Fundamental para el país.

La convención inició su funcionamiento en julio pasado y está conformada en su mayoría por ciudadanos sin afiliación política y de tendencia progresista o de izquierdas, y su impulso resultó de un acuerdo político para contener la grave crisis social y política de 2019.