Diputado paraguayo tensa sesión con referencia a “putitas con escapulario”

0
10
601239

PARAGUAY CONGRESO

Asunción, 21 jul (EFE).-El informe de la Contraloría sobre una violación de Brasil al Tratado de Itaipú generó este miércoles un áspero rifirrafe en la Cámara de Diputados de Paraguay tras las expresiones de un legislador oficialista que, después de la intervención de una parlamentaria opositora, dijo aborrecer “a las putitas con escapulario”.

Roberto González, del gobernante Partido Colorado, tomó la palabra luego de Celeste Amarilla, del Partido Liberal, que demandó a la formación oficialista a identificar a los responsables del lado paraguayo de la hidroeléctrica compartida con Brasil, que -según el informe- fueron cómplices de una deuda “ilegal” y “espuria”.

El diputado descalificó la acusación de Amarilla de lo que podría considerarse una “traición a la patria” por parte del coloradismo y mostró su rechazo a “quienes con tantos odios quieren envenenar a todos los paraguayos”.

En la misma secuencia, González dijo aborrecer “a las putitas con escapulario” y respetar “mucho más a las putitas revoleteando sus carteras en las esquinas”.

La intervención provocó quejas de varias diputadas y fue seguida de la de Amarilla, que visiblemente enojada dijo que “a mi no me va a tratar de puta nadie”.

“Nadie porque no he dado motivos, nunca, para que se toque mi prestigio. Nadie porque no he dado motivos a este coloradito de cuarta que tiene toda su parentela en Itaipú y que pretende venir a hacer una defensa de un partido corrupto”, expresó.

Amarilla dijo que desestimaba demandar al diputado, alegando que no quiere “la plata que robó” desde “el momento que comenzó a hacer política”.

“Solamente le quiero recordar que las putas son sus amantes, que las putas son las que se acuestan con él porque es diputado”, concluyó Amarilla, según el video de su intervención.

Luego de la intervención de Amarilla, se expresaron otras legisladoras, una de ellas colorada, censurando las expresiones de González, quien terminó pidiendo disculpas por lo que definió como un “desliz” al ver atacado a su partido.

El detonante de la escena fue el debate abierto en torno al informe presentado esta semana por el Contralor General de la República, con evidencias de que Brasil, con conocimiento de la dirección paraguaya, violó el Tratado de Itaipú con una rebaja en el precio de la electricidad entre 1985 y 1997, a excepción de 1991.

Ello en beneficio de Eletrobras y en perjuicio de la Administración Nacional de Electricidad paraguaya..

El contralor, Camilo Benítez, dijo en rueda de prensa que esta acción provocó “un daño económico causado por la Entidad en su detrimento, al aplicar la tarifa por debajo del coste de operatividad”.

El informe determinó que a diciembre de 2020 la deuda de la entidad binacional ascendía a 3.856.790.000 millones de dólares, de los que 3.629.057.000 millones, el 94 %, correspondían a la deuda con Eletrobras.