Dimite cúpula de Agencia Nacional Antidopaje de Ucrania tras acusación de AMA

0
3
711865

POLIDEPORTIVO DOPAJE

Moscú, 27 oct (EFE).- El director de la Agencia Nacional Antidopaje de Ucrania (NADC), Ivan Kurlischuk, y su adjunto, Yaroslav Kruchek, dimitieron este miércoles después de que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusara a la institución ucraniana de haber violado los estándares internacionales para pruebas antidopaje desde 2012.

El ministro ucraniano de Deportes, Vadym Guttsait, informó en un comunicado de esta dimisión, y recalcó que su departamento “tiene una postura clara en la lucha contra el dopaje y no permitirá a nadie que viole las reglas antidopaje”.

“La reacción a la violación será inmediata y dura”, enfatizó.

La AMA informó la víspera de que una investigación lanzada en 2019 y denominada “operación Hércules”, ha “descubierto pruebas que sugieren que desde 2012 la NADC avisaba con antelación de la toma de muestras y concertaba citas con deportistas e incluso con grupos de atletas en sus oficinas”.

Las normas internacionales establecen que, salvo en circunstancias excepcionales y justificables, las muestras deben recogerse sin aviso previo al atleta, una característica fundamental para un programa de análisis antidopaje eficaz e impredecible, recalca la AMA en su comunicado.

El director del Departamento independiente de Investigación e Inteligencia de la AMA, Gunter Younger, señaló que la NADC telefoneó a los atletas o contactó con ellos a través de sus entrenadores para citarles en sus oficinas al día siguiente para los test antidopaje.

“Las pruebas sugieren que la NADC adoptó esta práctica a menudo antes de eventos internacionales importantes y hubo momentos en que una disciplina completa del equipo nacional estuvo en las oficinas de la Agencia esperando ser examinado”, añadió.

Además, la operación Hércules tiene pruebas “convincentes” de que en 2021 la NADC presentó conscientemente al menos seis muestras efectuadas durante competiciones como si fueran de fuera de eventos deportivos, en contra de varios artículo del Código Mundial Antidopaje y de las reglas internacionales para pruebas antidopaje.

La AMA encargó un nuevo análisis de estas seis muestras con los criterios de competición, que incluyen más sustancias prohibidas que los de fuera de competición.

Todos los resultados fueron negativos, es decir sin una sustancia prohibida.

“Las pruebas sugieren que se informó mal de las muestras bajo orden y con el propósito de cumplir con el número mínimo de pruebas fuera de competencia requerido para un atleta antes de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio”, indicó Younger.

La operación Hércules también investigó denuncias sobre la presunta existencia de un plan de dopaje y encubrimiento dentro de la Federación Ucraniana de Atletismo (FLAU), pero no encontró pruebas que respaldasen esta acusación.

“Sin embargo, se identificó potenciales pruebas de tráfico de eritropoyetina (EPO) contra un individuo dentro de la FLAU”, señaló la AMA en su comunicado.

“El individuo en cuestión ha negado la acusación y la “operación Hércules” ha informado de este asunto a la Unidad de Integridad del Atletismo para su consideración”, añadió.