Diferencias entre independentistas impiden investir presidente en Cataluña

0
31
469101

ESPAÑA CATALUÑA

Barcelona (España), 30 mar (EFE).- Las diferencias entre partidos independentistas volvieron a impedir este martes la investidura de presidente en Cataluña, con lo que si en dos meses no se logra un acuerdo, tendrán que repetirse las elecciones en esta región clave en la política en España.

La votación en el Parlamento de Cataluña (noreste), para la que en ese segundo intento valía la mayoría simple, repitió el resultado del pasado viernes, cuando era necesaria mayoría absoluta.

La clave fue de nuevo la abstención de JxCat, formación impulsada por el expresidente catalán Carles Puigdemont, fugado a Bélgica al ser procesado en España por la declaración unilateral de independencia cuando dirigía Cataluña en 2017.

El candidato a presidir ahora el Gobierno catalán, Pere Aragonès, del partido Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), solo logró 42 de los 68 votos necesarios, con el apoyo de su formación (33 votos) y de los también independentistas Candidatura de Unidad Popular (CUP) (9).

Aragonès ejerce como presidente del Gobierno catalán en funciones, de forma transitoria, desde que en septiembre del año pasado quien tenía el puesto, Quim Torra, fue inhabilitado por un tribunal por un delito de desobediencia al negarse a retirar símbolos partidistas de edificios públicos.

ERC obtuvo el mismo número de número de escaños que el Partido Socialista de Cataluña, 33, aunque éste tuvo más votos, en las elecciones catalanas del pasado febrero y su candidato podría llegar a presidente si suma votos de partidos independentistas.

A la abstención de JxCat, con 32 votos, se sumaron los 61 votos contrarios de los socialistas, el ultraderechista Vox, la formación de izquierda En Comú Podem, los liberales de Ciudadanos y los conservadores del Partido Popular, para frenar la investidura.

Si no hay investidura el 26 próximo de mayo, sean convocadas automáticamente otras elecciones para julio en Cataluña, una de las regiones con más población, unos 7,7 millones de habitantes, y con mayor peso económico en España.

El freno a la elección radica esencialmente en diferencias sobre el liderazgo del independentismos catalán, que Aragonès defiende que deben abanderar las instituciones catalanas “sin substituciones ni tutelas” desde Bélgica por parte de Puigdemont.

La formación de nuevo Gobierno en Cataluña determinará el rumbo que pueda tener una mesa de diálogo con el Ejecutivo español presidido por el socialista Pedro Sánchez, quien hace un año impulsó este instrumento con el ánimo de resolver el “conflicto político” con el independentismo.

469101469101