Diamela Eltit llama en FIL de México a evitar triunfo de la derecha en Chile

0
10
749643

MÉXICO FIL

Guadalajara (México), 27 nov (EFE).- La Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara comenzó este sábado su edición número 35, con la escritora chilena Diamela Eltit haciendo un llamado “a evitar” que la extrema derecha, representada por el candidato presidencial José Antonio Kast, gobierne su país.

“Siempre estuve parada en la vereda izquierda, jamás he traspasado ese territorio ético, hoy la fuerza de la extrema derecha pugna por gobernar Chile, nuestra comunidad, la literaria, con el conjunto de la ciudadanía estamos trabajando de manera intensa para impedir un gobierno rapaz fundado en el desprecio”, dijo Eltit en la inauguración.

La escritora chilena recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances con lo que dio inicio formalmente la edición 35 de la feria que tendrá un formato híbrido.

Eltit, (Santiago, 1949) fue reconocida con este galardón “por una trayectoria que trasciende las convenciones literarias para dialogar con la visualidad, la crítica, el feminismo, el psicoanálisis y las teorías contemporáneas post-humanistas”, de acuerdo con el acta del jurado.

La autora de las novelas como “Mano de obra” (Seix Barral, 2002) y “Fuerzas especiales” (Seix Barral, 2013) señaló que la literatura ha sido su centro y parte de su vida desde que entendió que “la realidad se parapetaba en los recodos de la ficción”.

Esa fascinación se renovó cuando encontró la “mirada coincidente” entre las obras de la mexicana Elena Garro y el argentino Julio Cortázar y cuando conoció la obra de la mexicana Elena Poniatowska.

Eltit es la segunda chilena en recibir este premio dotado con 150.000 dólares, junto con el poeta Nicanor Parra en 1991 y escritores como Lídia Jorge, David Huerta, Ida Vitale y Emmanuel Carrere, Fernando del Paso, Juan Gelman, entre otros.

Recordó que su primera visita a Guadalajara fue motivada por el premio a Parra, de quien había sido alumna y, tres décadas después, regresó a esta feria a recibir el premio en una ceremonia en la que declaró la influencia que el mexicano Juan Rulfo ha tenido en su vida.

“Como lectora soy completamente rulfiana, es así porque Juan Rulfo es para mi un referente, la novela Pedro Páramo es una de las obras mas valiosas del continente pues consiguió otorgar una poética a los espacios no centrales y convirtió la muerte en un viaje inacabable con el tiempo”, expresó.

El ensayista Javier Guerrero repasó la trayectoria de Eltit a quien definió como una “intelectual pública de impresionante talento critico” que ha logrado sortear con sus reflexiones a la crítica cultural y la censura de la dictadura militar.

Recordó que su primer libro “Lumpérica”, publicado en medio de la ferocidad de la dictadura de Augusto Pinochet, se convirtió en “una ficción emblemática de la rara e impresionante vanguardia chilena” que marcó a toda una generación.

UNA FERIA RENOVADA

El nicaragüense Sergio Ramírez fue el encargado de inaugurar la FIL en la que se darán cita unos 600 escritores de 46 países y que recibe a Perú como país invitado de honor, del 27 de noviembre al 5 de diciembre, en una edición marcada por el reto de reunir a 200.000 asistentes en medio de estrictas medidas sanitarias

Ramírez, quien es perseguido en su país por el Gobierno del presidente Daniel Ortega, afirmó que en su nación hay un doble circulo que niega la libertad y que tiene a unos en las cárceles y a otros presos dentro del país, bajo la condición de abandonarlo.

Durante la inauguración, el presidente de la feria, Raúl Padilla, recordó a la escritora española recién fallecida Almudena Grandes, quien dijo “era una gran amiga de la FIL” y a quien se tributó un minuto de silencio.

Recordó que el año pasado la feria tuvo que ser realizada de manera completamente virtual debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de la covid-19 y aceptó que la naturaleza de la FIL es presencial, pero “la vía digital es y seguirá siendo su ventana al mundo”.

Con reducción de espacios y por primera vez con dos sedes alternas para evitar aglomeraciones de los visitantes, la FIL busca regresar a la normalidad con un programa literario y cultural que contempla un 70 % de las actividades presenciales, entre ellas 400 presentaciones de libro, y el restante 30 % en formato virtual.

Los lectores llegaron desde temprano al recinto ferial para aprovechar los horarios de venta y actividades programadas que este año serán divididos en dos turnos para facilitar la higienización del lugar a mitad del día.

La feria será el punto de reunión de más de 3.000 mil profesionales y 255 expositores de 27 países con una oferta editorial de 240.000 títulos en 10.000 metros cuadrados de exposición.

749643749643