Nueva York.- Un juez federal de Nueva York detuvo el 9 de junio la deportación del ecuatoriano Pablo Villavicencio hasta el próximo 20 de julio, aunque el repartidor de pizza deberá continuar bajo custodia de Inmigración.

La organización Se Hace Camino Nueva York, que ofrece ayuda a inmigrantes, informó en un comunicado que, ante la inminente deportación del ecuatoriano, prevista para el próximo lunes, sus abogados de oficio, de Legal Aid Society, presentaron un recurso de emergencia, en un intento por evitar su salida del país.

La jueza Alison J. Nathan accedió a la petición pero ordenó que el inmigrante permanezca en el centro de detención de Inmigración en Nueva Jersey, mientras continúa su batalla por permanecer legalmente en el país.

Villavicencio, de 35 años y casado con Sandra Chica, una ciudadana estadounidense, había solicitado el pasado febrero la residencia permanente. El matrimonio tiene dos niñas, nacidas en EE.UU.

Villavicencio, con una orden de deportación desde 2010, fue arrestado el pasado 1 de junio en la base militar de Fort Hamilton en Nueva York donde acudió a entregar una pizza, luego de que un militar llamara a Inmigración.

SHARE

Leave a Reply